Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Especialista en Medicina Interna denunciará a los integrantes de la “Caravana de la Verdad”

Sevrini & Asociados

Por Andrés Torterola.
Luego del recorrido realizado por integrantes de la caravana de la verdad con el Dr. Gustavo Salle como figura visible, donde cuestionaron la veracidad de la pandemia de coronavirus y además denunciaron que la vacuna puede producir una modificación genética, las reacciones no se hicieron esperar. Gustavo Salle dijo que había llegado para dejar al desnudo “la farsa urdida por los mega-ricos del mundo, que confiesan abiertamente que quieren bajar el número de seres humanos sobre el planeta Tierra. Y son los que traen una sustancia que le dicen vacuna, pero que después confiesan que es una manipulación genética con ARN (ácido ribonucleico) mensajero que puede modificar nuestra esencia humana”.
MALESTAR
Ante estas afirmaciones la reacción de la comunidad médica uruguaya no se hizo esperar, el Dr. Álvaro Díaz Berenguer -especialista en Medicina Interna y ex docente de clínica médica de la Facultad de Medicina-, entrevistado por periodistas de Radio Centenario de Montevideo dijo que tomarán una iniciativa a través de una denuncia para enfrentar el accionar del grupo encabezado por el Dr. Salle. Díaz Berenguer dijo que lo primero que se debe analizar es si tenemos o no una amenaza importante a la salud por la existencia de este virus, es así que, mirando el pasado y otras pandemias, hay que aceptar la realidad de un virus que es altamente contagioso y con una proyección más grave de lo que es una simple gripe.
PORTADORES DE CONOCIMIENTO
Arrancando de este punto y en la medida que no hay tratamientos específicos, lo único que sirve para detener la epidemia es la conciencia de las personas en el uso del tapabocas, del distanciamiento social, de las limpiezas de las superficies y de la esperanza en la vacuna. “Esa conciencia se genera a través de la divulgación del conocimiento, los portadores de ese conocimiento son científicos, médicos con sus especialidades, cuando este saber se proyecta a la sociedad, ésta toma medidas para frenar la pandemia”. El Dr. Díaz dijo que, si existe una voz contraria que proviene de profesionales, provocan que la población quede en una situación de desconfianza por lo tanto relativiza la importancia de estas medidas, como resultado el virus se propaga. “Cuando alguien habla en nombre del saber con el título que lo respalda y que se lo dio la sociedad para que lo utilice adecuadamente, tiene la obligación de ser muy riguroso, atenerse al conocimiento científico”.
LLAMADO AL ORDEN
“Yo no puedo salir a decir que el virus no existe, sobre todo cuando tengo detrás un título que fue habilitante para ejercer la profesión de médico, ya que el código de ética me exige estar al día en el conocimiento y de ser responsable en las cosas que digo, porque en eso le va la vida a las personas que nos rodean”. Más allá de los disparates que se dicen, los profesionales que han salido de la Facultad de Medicina no tienen derecho a desconocer a otros especialistas que fueron mucho más preparados en sus especialidades, desde el punto de vista ético eso está penado y por ese motivo para frenar la difusión de disparates, no se solicitará que se le saque el título, sino que llamarlos al orden.