Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

El corriedale de “La Lucha” de Echeverría alcanzó los US$ 471 de promedio

La zafra de reproductores continúa avanzando y se van concretando cada vez más ventas a lo largo de todo el país. Desde la primera venta del Merilín de cabaña El Treból de Martín Salto en Paysadú, hasta las ventas de La Lucha de Echeverría, se ha podido observar que el productor ovejero, continúa apostando a la ovinocultura independientemente de la raza que se ha dispuesto a criar. En prácticamente todos los remates la oferta se ha colocacado en su totalidad, con muy buenos valores.
El viernes por la tarde se realizó el tradicional remate en la raza Corriedale de la famlia Echeverría, con los martillos de los escritorios Otto Fernández y Coco Morales, en el departamento de Soriano, donde se ofertaron 78 carneros que promediaron los US$ 471. En el detalle se vendieron 7 planteleros PI y PO con valores entre US$ 1.000 y US$ 650, con un promedio de US$ 756. En tanto que los 71 ejemplares de campo fluctuaron entre los US$ 650 y US$ 350, promediando US$ 445.
Santa Catalina de Cortela
La pasada semana también se remató en el local Chiflero, de la Asociación Agropecuaria de Artigas, los merinos australianos de la cabaña Santa Catalina de la familia Cortela, con el martillo de Gastón Araujo.
El comienzo del remate fue “bien trabajado y con un desarrollo sumamente ágil sobre el final de la subasta”, según indicó a CAMBIO el periodista Carlos Baéz del vecino departamento norteño. La oferta finalizó dispersándose a varios puntos del país, Durazno, Colonia, Tacuarembó, Rivera, Paysandú, Salto y Artigas.
Colocándose el 93% de las ventas, se colocaron 13 padres planteleros entre US$ 1.500 y US$ 800 con un promedio US$ 1.100; 70 borregos de pedigrí y MO entre US$ 650 y US$ 480 con US$ 590 de promedio. En general, la producción Merino se dispersó a un promedio US$ 604.