Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Ancap y Alur presentaron su plan quinquenal para el azúcar en Bella Unión

Sevrini & Asociados

En un comunicado emitido por la Administración Nacional de Combustibles, Alcoholes y Pórtland (Ancap) se informó el nuevo plan quinquenal para la producción azucarera en la zona oeste del departamento de Artigas, donde se encuentra ubicado el ingenio azucarero de la firma Alur S.A., subsidiaria de Ancap. Dicho plan promueve una adecuación del sector a las exigencias planteadas por la nueva administración de mayor eficiencia y precios acordes a la competitividad del mercado.
Para cumplir dichas exigencias planteadas por el principal cliente de Alur, se ha implementado cambios en los contratos para la compra de azúcar y en el financiamiento de la cosecha. En este sentido a partir de este año se comienza a utilizar dentro de los acuerdos parámetros de rendimiento agrícolas más acordes a la necesidad de productividad. También el plan presentado por Ancap, prevé incluir inversiones para maximizar la eficiencia energética en el propio ingenio azucarero.
El nuevo modelo de pago a los productores debe tener encuenta la “variable del precio internacional del azúcar”, de manera tal de equilibrar los números con la paridad de importación, al mismo tiempo los nuevos contratos tendrán mecanismos de adecuación del precio durante la vigencia de los mismos.
Por otra parte, el modelo reconoce las características propias del clima de la zona y formula incentivos para aquellos productores que superen un objetivo específico de eficiencia, reconoce el pago diferencial por flete según la distancia real del establecimiento del productor al ingenio y establece límites en el reconocimiento de los gastos administrativos de los grandes productores. De la misma forma, mantiene algunas condiciones actuales para productores chicos y medianos como los gastos de funcionamiento y la bonificación para la reposición de plantas de caña de azúcar.
La fórmula que propone ALUR en la negociación con los productores apunta al reconocimiento del esfuerzo y desempeño de cada uno ellos y toma en consideración las diferencias entre las características individuales de cada unidad productiva, apartándose de las tradicionales paramétricas de costos en base a rendimientos teóricos promedio.
Además, el nuevo esquema de financiamiento definido por Alur SA establece límites al riesgo crediticio asumido por la empresa, por la vía de reconocer franjas para el financiamiento de productores, según el área destinada a la plantación y los rendimientos agrícolas obtenidos. El mayor financiamiento es para los productores de mayor rendimiento en la cosecha, apoyando así a los más eficientes.
El plan incluye modificaciones de los procesos industriales del ingenio para el mejor aprovechamiento energético.
En suma, Ancap, a través de Alur SA, establece nuevas políticas de apoyo y sustentabilidad al polo sucroalcoholero de Bella Unión, con acciones concretas para la reducción de costos en base al aumento de la eficiencia y poder avanzar en el mandato de la sociedad para reducir significativamente el costo de producción de los biocombustibles.