Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

“Por supuesto que hubo pérdidas, si sólo hubo gastos en todo el año”

El balance en la Liga Salteña de Fútbol marcó un déficit de casi dos millones de pesos, lo que llenó de pánico a los rostros de los clubes en la asamblea del pasado miércoles. No demoraron las críticas y las opiniones sobre los usos o destinos de ese dinero.
El día que la comisión fiscal aprobó el balance, el presidente saliente de la Liga, Juan Ramón Guarino, atendió a CAMBIO para aclarar dudas.
“Me gustaría aclarar y mucho, pero claro que esto es demasiado largo para entrar en muchos detalles. Lo que sí se puede decir a grandes rasgos, es que los números están claritos. ¿Qué hay pérdida? Por supuesto que hay, porque no hubieron recaudaciones en todo el año, hubo cero plata de ingreso, mientras que sí hubo gastos… los gastos fijos siguieron corriendo, BPS, OSE, UTE, Antel, el estadio mismo, que hay que mantenerlo. Por otro lado, más allá de que los empleados estaban en el seguro de paro, estuvieron parcialmente sí y parcialmente no; Nacho (Rodríguez) está trabajando desde setiembre y Simón (González) desde noviembre, y hay que pagar esos sueldos”.
-¿La selección generó muchos gastos?
-Con la selección en realidad no hubo gastos porque la financiamos con aportes de la CTM (Comisión Técnica Mixta de Salto Grande), de la Intendencia y también de la OFI, que cubría una parte, como los viajes, la guardia privada y la Policía. Esos gastos estuvieron cubiertos, alimentación, indumentaria, cuerpo técnico, jugadores, los árbitros cuando se jugaba acá. Fue un total de más o menos un millón y medio de pesos, pero fue de costo cero, tanto la mayor como la sub 17.
-¿Por dónde pasaron las pérdidas?
-El resto fue todo pérdida porque fueron todos gastos, no hubo recaudación. Se pagaron las cuotas de OFI, aunque Salto tiene una deuda, de la que se pagó un diez por ciento y el resto en cuotas. Los clubes deben recordar que este año no pagaron ni inscripción ni las cuotas de OFI, ninguno. Quiérase o no, eso es plata que se va de la Liga y plata que no entra, que fue una propuesta nuestra, de los neutrales, porque los clubes proponían pagar en cuotas.
-¿Se puede decir que la falta de recaudaciones generó básicamente el déficit de 1,9 millones?
-Exactamente. ¿Pero esa cifra de dónde salió?
-Palabra del Cr. Ochoa sobre el balance presentado en la asamblea y la comisión fiscal aprobó.
-Sí, la comisión dijo que el balance estaba bien y que aconseja aprobarlo. No sólo se trata de lo que no se recaudó por venta de entradas, también tiene que ver con las inscripciones de OFI que no se pagaron, que son 4 Unidades Reajustables (UR) por cada club. También por las inscripciones que no se hicieron en la Liga, que son 12 UR para los clubes de la ‘A’, 10 UR para los de la ‘B’ y 6 para los de la ‘C’. Hay que sacar la cuenta.
-¿Qué balance se hace a nivel personal al final de la gestión?
-Sí, sumamente conforme, creo que se hicieron muchas cosas y es lógico que quedó mucho por hacer también. Nos tocó la peor parte de la historia de la Liga por la pandemia, como a todo el mundo. Me hubiera gustado seguir sin dudas y varias instituciones me lo plantearon. Por razones personales, sobre todo laborales, hoy me es imposible continuar. Trataremos de ver más adelante si tenemos otra posibilidad. pero igualmente estaremos cerca de los clubes, porque en la Intendencia Andrés (intendente Lima) formó una comisión conmigo, Álvaro Gómez y Rafael Sosa Pintos para seguir trabajando y apoyando a los clubes. Ahora vuelve Luis Arreseigor, que como todos los que hemos estado aprendemos a querer la Liga. A veces no se dan las circunstancias, como en mi caso ahora.