lunes 20 de mayo, 2024
  • 8 am

LA POBREZA Y LA INDIGENCIA EN URUGUAY

Por Téc. Univ. en Turismo Gustavo Chiriff

La pobreza es la exclusión como consecuencia de la carencia de recursos necesarios para acceder a las condiciones materiales de existencia típica de una sociedad históricamente determinada. Para el marxismo la pobreza es, en lo esencial, histórica y social, por lo tanto relativa y por consiguiente el método para medir la pobreza debe determinarse a partir de una concepción histórica y social. Esto se debe a que la pobreza, hay que ponerla en relación con el desarrollo de las fuerzas productivas, en relación con la riqueza general de la sociedad. En consecuencia, no tiene mucho sentido medir la pobreza según algún patrón fijo de bienes materiales, ya que la disponibilidad de los mismos está variando según evoluciona la sociedad. Para algunos marxistas, si bien la pobreza en términos absolutos tendía a disminuir con el desarrollo capitalista, podía estar incrementándose en términos relativos. Esto sin perjuicio de que haya largos períodos, de crisis y depresiones económicas, en los cuales la pobreza aumenta en términos absolutos, y amplias masas de trabajadores pasan a condiciones muy desfavorables de vida, cayendo en la pobreza y en la indigencia.

El concepto de que el salario, asociado a la pobreza son nociones relativas, están claramente planteadas en el libro “Trabajo asalariado y capital” (Karl Marx, 1848), en el mismo, Marx describe que ante todo, el salario está determinado por su relación con la ganancia, con el beneficio del capitalista; es un salario relativo y proporcional a su fuerza de trabajo, por lo que condiciona su desarrollo económico, en cuanto es relativo entre el salario nominal (el que percibe) y el salario real (el que le permite gastar), pero llevando la idea a la asociación del salario con la pobreza desde el punto de vista metodológico de medirla, encontramos que uno de dichos métodos (indirecto), a pesar de sus limitaciones es el método de la Línea de Pobreza (LP), el cual utiliza el ingreso como medición, estableciéndose un valor de una canasta mínima de consumo necesario para la sobrevivencia, el cual permite la diferenciación de los niveles de pobreza. La indigencia corresponde al valor de la canasta que contiene sólo rubros alimenticios. La línea de pobreza total comprende el valor de los rubros alimenticios y no alimenticios. Con este método son considerados pobres extremos (Indigencia) quienes tienen ingresos por debajo del valor de la canasta mínima alimentaria. Pobres no extremos quienes tienen ingresos por arriba de la línea de pobreza extrema, pero por debajo de la línea de pobreza total; es decir cuando pueden financiar el costo de una canasta mínima de alimentos pero no el costo de una canasta mínima total. Se considera no pobres a quienes tienen ingresos por arriba de la línea de pobreza total.

En Uruguay, los valores a diciembre 2020 de la Línea de Pobreza y la de Indigencia, son las siguientes:

Familia de 3 integrantes

L. Pobreza L. Indigencia
Montevideo $ 41.126 $ 10.670
Interior $ 26.811 $ 9.892

Utilizar el ingreso como medida de pobreza tiene sus desventajas, porque no mide en escala la pobreza total, es decir que no puede dar matices de cuan tan pobre es un hogar, por que el hecho de que los hogares logren superar la línea de pobreza temporalmente en términos de ingreso no significa que hayan salido de la vulnerabilidad social o de la pobreza más estructural.

Se conoció el día jueves 25, los resultados de Estimación de la pobreza por el método de ingreso 2020, dando algunos resultados que confirman lo que el año pasado, cuando algunos economistas del Instituto de Economía de la Universidad de la República, anunciaban, de que la pobreza se iba a incrementar en términos absolutos en 100.000 nuevos pobres.

En todo el país, la pobreza que en 2019 estaba situada en 8,8 % se fue al 11,6 % en 2020, con un aumento del 32 % en el año, para el caso del interior urbano paso del 6,9 % en 2019, al 10,6 % en el 2020, con un aumento del 53 %.

La Indigencia en todo el país paso del 0,2 % en 2019 al 0,4 % en el 2020, duplicando el numero de indigentes, mientras que en el interior urbano, de 0,1 % que se situaba en el 2019, paso al 0,5 % en el 2020, multiplicándose por 5 la cantidad de personas que están en la condición de Indigencia.

Según el informe brindado por el INE, los mayores valores se registran en el departamento de Cerro Largo con niveles superiores al 13%, seguido de Rivera, Artigas, Salto y Paysandú. Los niveles más bajos corresponden a los departamentos de Maldonado y Florida con incidencias de 3,4% y 3,8% respectivamente.

El siguiente grafico ilustra mejor el cambio de situación:

Respecto a la pobreza si comparamos 2019 con respecto a 2020, tomando que somos aproximadamente 3.500.000 de uruguayos y que Montevideo tiene una población de aproximadamente 1.400.000 habitantes, tenemos:

2019

2020

Nuevos Pobres

Total País

308.000

406.000

98.000

Interior

146.211

224.614

78.403

Es decir que 98.000 uruguayos y uruguayas pasaron desde el 2019 al 2020 a la pobreza y en el interior se registra un incremento de 78.403 nuevos pobres.

El mismo cálculo sobre la Indigencia, nos muestra que en todo el Uruguay, del 2019 al 2020, pasaron a vivir en condición de indigentes unas 7.000 personas.

Particularmente para Salto, si bien no indica el informe las cifras discriminadas, donde en el 2019 la pobreza en nuestro departamento se situaba en el 5,88 %, es decir aproximadamente unos 7.600 salteños, ahora en el 2020, según grafico de informe, pasamos el 8 %, es decir el estadio más alto respecto a la pobreza en las mediciones.

Según el economista Bruno Giometti, integrante del Instituto Cuesta-Duarte del PIT-CNT, docente universitario, analista de EL POPULAR y del suplemento económico “Valor!!!”, se tiene un fuerte deterioro del mercado de trabajo que se explica por la caída de la actividad económica debido a la pandemia y por las muy insuficientes acciones desde el sector público para revertir la situación, junto con la rebaja de los ingresos reales que también impacta en el nivel de actividad golpeando al mercado interno. Sumado a esto, el gobierno sigue ubicado en su prioridad por reducir el déficit fiscal, habiendo aprobado un presupuesto 2021-2025 de achique, lo que complejiza aún más las perspectivas del empleo hacia el futuro.

Se suma a esto, en este año de gobierno de coalición, el aumento de las tarifas por encima de la inflación, la suba de impuestos encubierta, la caída del salario real y recortes de planes sociales que iban a mitigar la situación de miles de uruguayos, que encontraban detrás de estos, una forma de pelearle a la desigualdad todos los días.

Algunos indicadores están mostrando que puede haber una recuperación de la economía en este año, como fue el incremento de las solicitudes de bienes, que crecieron un 14,3 % respecto al año anterior, un importante aumento de los valores exportados, destacándose madera y sus productos, otros alimentos, trigo y carne bovina.

Uruguay XXI elaboro un informe que muestran algunas perspectivas favorables para el comercio internacional en 2021 , donde destaca que después de la fuerte caída de los flujos comerciales internacionales en el año 2020, ya se nota una recuperación importante en estos meses de 2021, que depende mucho de que tan efectiva es la lucha contra la pandemia, que permita contrarrestar sus efectos en la economía y a suvez el comportamiento de los mercados internacionales.

Se puede esperar una recuperación en año de las exportaciones uruguayas, tanto en volúmenes colocados como en precios obtenidos, aunque esto se encuentra sujeto a importantes incertidumbres globales, regionales y locales. La recuperación de las exportaciones si bien es una buena noticia para el país, esto debería traducirse en mejora del salario público y privado y aumento de recursos para apuntalar a los sectores sociales y económicos más comprometidos, sino se seguirá acrecentando la desigualdad, tal como lo muestra el Índice de Gini ( es un indicador que varía entre cero y uno, indicando mayor nivel de desigualdad en los ingresos cuanto más cercano este a uno)