Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Disparidad en precios y disminución del ritmo de faena generan incertidumbre en el mercado

Los cierres y disminución del ritmo de actividad por casos cercanos de Covid-19 en las plantas de faena generan disparidad en los precios ofrecidos por los distintos componentes de la demanda y una gran incertidumbre, con cambios en los días de carga en los casos de que se deban frenar o enlentecer los trabajos.
En ese contexto, los precios del gordo se manejan dentro de los mismos parámetros de las dos semanas anteriores. Es más generalizada la demanda por vacas, aunque también hay plantas pidiendo novillos. Las vacas pesadas se pagan entre US$ 3,30 y US$ 3,35 el kilo carcasa, con casos muy puntuales por encima de ese rango. Por novillos especiales lo más usual son US$ 3,50, aunque se llega hasta US$ 3,55 en algunos casos. Pero las plantas que debieron enlentecer el ritmo de actividad debido al ausentismo pasan cotizaciones inferiores.
Al igual que en los precios, las entradas a planta son dispares. Hay quienes compran a menos de una semana y quienes se van más allá de los 10 días.
La demanda sigue firme, sostenida por muy buenos niveles de venta a China. Pero el mercado del gordo se ve alterado por la incertidumbre que genera el aumento de casos de Covid-19 en el país.