Sábado 24 de julio, 2021
  • 8 am

ONG e INAU impulsan campaña en torno a la problemática de la trata y la explotación sexual

Por Karina De Mattos.
Desde el equipo Itinerante de intervención en situaciones de explotación sexual de la Asociación Civil El Paso en convenio con el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay se trabaja en actividades de prevención y abordaje de la explotación sexual. Considerando que niños y adolescentes se vinculan a través de celulares, juegos en línea y otras plataformas, se lanzó una campaña regional de prevención de la violencia sexual hacia niños y adolescentes en escenarios virtuales. CAMBIO dialogó con la Dra. Milka Da Silva, -integrante de la Organización No Gubernamental El Paso- quien comentó detalles del trabajo que se proyecta a nivel local y regional.
-¿De qué trata la campaña que impulsan?
-Es una campaña de sensibilización y capacitación sobre explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en línea. Es ver el nuevo escenario, la explotación sexual es la misma de siempre, solamente que ahora hay un nuevo escenario, que son las redes. También hay que tener en cuenta la brecha que existe entre los adultos y el manejo de las redes de niños y adolescentes. A veces dejamos a nuestros hijos sin supervisión, porque ellos son nativos y lo manejan de mejor manera. Pero tenemos que tener en cuenta que el internet es ese nuevo escenario. No es como la calle. No dejamos solos a nuestros seres queridos en crecimiento en la calle solos. Y no podemos dejarlos solos en el manejo de internet. No se lo podemos prohibir porque es una realidad de la cotidianeidad. Y a partir de la pandemia hasta estudian en línea virtualmente. Entonces debemos saber cómo manejarse con este nuevo escenario.
-¿Cómo acompañamos a los niños y adolescentes en su manejo de este escenario?
-Debemos darnos cuenta de que no solamente son las redes sociales el ámbito de abusadores y explotadores están también en los juegos. Porque hay posibilidad de chatearse en estos, eso implica un contacto con un adulto. Debemos también tener en cuenta la etapa madurativa de los niños y adolescentes. Posiblemente un niño crea a su interlocutor que es también un niño. Seguramente ellos caen en esta mentira, le creen a un adulto que se presenta como un niño. Allí empieza como una seducción. Incluso en la experiencia se da que las víctimas alegan por ejemplo que tienen un novio o novia a través de estas, y no lo conocen. Pero ahí empezó una seducción que luego se puede producir sin siquiera tener contacto físico, se piden fotos con determinadas características. Y allí estamos hablando de posibles delitos como la explotación sexual al estar pidiendo material pornográfico.
-¿Qué destaca del trabajo que se realiza entre INAU y ONG?
-Es importante trabajar en este tema de la explotación sexual, hay una gran naturalización en nuestro país de la temática, se dificulta verlo, sobre todo en el interior del país, a las adolescentes las culpabilizar, muchas veces a los niños no les creemos. Nos cuesta. Las investigaciones a nivel penal son difíciles. Si bien socialmente parece condicionarse la sociedad, luego las causas quedan en la nada.
Me parece sumamente importante trabajar en lo que es la explotación sexual y compartir información con los chiquilines porque todavía hay una gran invisibilización y naturalización de la temática.