Lunes 20 de septiembre, 2021
  • 8 am

Grupo “Puente” se manifestó frente al Consulado argentino reclamando ver a sus familias en Concordia

Por Karina De Mattos.
Desde el cierre de fronteras entre Uruguay y Argentina debido a la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia del coronavirus, un gran número de ciudadanos, alrededor de 250, con doble nacionalidad quedaron de uno u otro de los márgenes del Río Uruguay, sin ver a sus familiares, entre tantas otras dificultades que ha ocasionado el cierre estricto de la frontera. En el horario del mediodía ciudadanos a la espera de una resolución se manifestaron, en Salto lo hicieron frente al consulado argentino, lo hicieron con banderas tanto uruguayas como argentinas. Los voceros del grupo, Doris Correa y Luis Grosso fueron invitados a reunirse con la Cónsul Argentina en Salto, Carola Del Río.
CERO RESPUESTA
Doris Correa por su parte explicó que se le hizo entrega a la cónsul de materiales incluida la proclama que fue redactada especialmente para graficar la situación que viven los ciudadanos binacionales. “La cónsul explicó que hay orden de que por paso terrestre no pase nadie, porque tienen miedo en Argentina de que les ingrese la variante delta. Puro verso. La verdad que la cónsul fue muy amable y siempre ha atendido a todas las personas que han venido con sus preocupaciones. La cónsul participó de reuniones tratando de ver si podía lograr lo que nosotros estamos pidiendo. La flexibilización para un grupo de personas que tenemos los vínculos y los podemos demostrar en ambas ciudades.
DECRETO
La cónsul transmitió a el Grupo Puente que el decreto vigente se extiende hasta el día 6 de agosto y después se evaluará nuevamente la situación sanitaria para saber si se vuelve a extender. Este decreto permite que las autoridades de cada provincia argentina, defina si pueden hacer un protocolo para su territorio. Los integrantes del grupo Puente esperan poder reunirse o ser escuchados por el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y tome algún tipo de medida que permita la flexibilización del paso fronterizo y que esto se repita en las demás fronteras. La realidad de estos ciudadanos binacionales es que si pretenden ir desde Salto hasta la vecina ciudad de Concordia deberán viajar y tomar un barco de la empresa Buquebus y desde Buenos Aires viajar hacia Concordia, un viaje que según nos comentaron los involucrados tiene un costo que superan los 15 mil pesos uruguayos.
PROCLAMA
“Hoy nos volvemos a reunir para exigir la flexibilización del Puente Internacional Salto Grande, hace un año y cuatro meses estamos en esta lucha esperando una solución que parece no llegar a pesar de haber solicitado a todas las instalaciones y representantes y gubernamentales locales, y nacionales. Somos muchas personas con distintas situaciones. Familias separadas, noviazgos y matrimonios fragmentados, estudios universitarios y tratamientos médicos interrumpidos, personas que no pueden cobrar sus haberes, otras que no pueden chequear y mantener sus propiedades por no ser residentes, etcétera. Todas estas situaciones consideramos son de carácter humanitario y que deberían tener un tratamiento especial. No pretendemos una apertura de fronteras, sí una flexibilización con protocolo. Sentimos que se vulneran nuestros derechos, sentimos que se vulneran nuestros derechos, esta situación ha provocado daño mental, afectivo y físico que no debe ser ignorado”.