martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

Diálogos 01/08/2021

Foto: Pablo Perna, está en el ojo de la tormenta de Vamos Salto


-Buenas, buenaaasss… ¿Qué dicen mis amigos? ¿Cómo les va?
-Hola Sandro. Por lo que veo hoy estás de buen humor.
-Sí, eso parece. Bueno, será una charla diferente, pero mejor… Jejejeje
– Yo siempre estoy de buen humor, mis queridos amigos. Sucede que Uds. son unos «grises» bárbaros y no agarran mis humoradas.
-Sí, sí, sí… ¿Y a qué se debe el buen humor?
-Yo que sé… Uno no elige los estados de ánimos. Los «tipos» vienen, te agarran y vos tenés que andar con ellos a cuestas, jejeje… Debe ser que, como hoy es 1 de agosto, me tomé un buen trago de caña con ruda, que tengo desde el año pasado guardado en la heladera.
-Ahhhh… Por ahí venía la cosa.
-Ahuyentaste los malos espíritus con una bebida espirituosa.
-En realidad me miento que los ahuyenté, porque los malos espíritus siguen ahí.
-A ver cómo es eso… ¿A qué te referís?
-El viernes la nafta subió a casi 71 pesos… ¡¡¡SETENTA Y UN PESOS un litro de nafta!!! Un disparate.
Esteeee… ¿Debutó Salto F.C. ayer?
-Cof, cof… Creo que se postergó el inicio del campeonato…
-Jajajajaja… Son divinos… ¿Saben qué es lo que más me bajonea? Que viene de alguien que en la campaña nos dijo: «Ya desde aquí les decimos, hoy 30 de marzo, a todos los que quieran debatir y discutir, si gana el Partido Nacional se terminó el aumento de impuestos, de las tarifas y los combustibles. ¡Se terminó! Es fácil administrar mal si tengo el bolsillo de Juan pueblo ahí, cerca, pa´ meterle la mano. Y el esfuerzo que comprometemos amigos, es aflojarles el cinturón…», ¿Se acuerdan? O sea: Además de la crisis, que ya es dolorosa por sí misma, debemos ver cómo un hombre en el cual confiamos, nos refriega en la cara su mentira generándonos una indignidad como pueblo. Esa indignidad con la que se nos trata, a mí me bajonea más aún.
-Esteee… Debemos coincidir que es un momento especial, de pandemia, y hay un montón de gastos que no estaban en los cálculos de nadie.
-Sí, Sandro, además no te hagas el yo no fui, todos sabemos que el Gobierno del FA tenía los precios de los combustibles por debajo de lo que debería. Era una mentira piadosa.
-¿Y…? No me digas que eso te molesta. ¿Acaso no es eso lo que se le pide a un gobierno? Que sea él el que haga el esfuerzo y evite que las consecuencias de los precios internacionales les lleguen a la gente. No me digas que hasta eso le van a criticar al FA. Se les va la mano de focas. Jajajaja
-Además, esta semana Álvaro Delgado desactivó el aumento del gas.
-Sí, salió y aclaró las cosas.
-Dejó bien claro que NO se le quitará el subsidio al gas, y no va a subir.
-Si, si, si… y todos les creímos: Esa jugada tiene más años que Mogolla: Sale un integrante del Gobierno y tira un problema, lo dejan madurar dos o tres días y cuando la gente está bien caliente y preocupada, sale otro con más autoridad y lo desmiente y queda como si fuese el «Mesías»… y tres días después te bajan un garrotazo por otro lado. ¡Déjense de joder! ¿A quién quieren embaucar? Esa jugadita es vieja y la han usado todos, hasta nosotros la usamos.
-Bueno, pará Sandro: ¿Trajiste los números?
-No me cambies de tema. ¿Qué números?
-Los números oficiales del conteo de las firmas.
-Yo esperé toda la semana para verte, porque hoy traías más números de la Corte Electoral.
-Sí, es cierto. Los traje, acá los tengo. Miren: hasta el jueves se habían controlado 87.397 firmas y habían sido descartadas solo 6.155 y unas 12.287 estaban siendo revisadas. Eso quiere decir que hasta el momento el porcentaje de firmas invalidadas es menor al 10 %. O sea, entréguense multicolores; el Referéndum sale o sale. Y si siguen aumentando los combustibles olvídense de la tal de LUC… Los caminamos con la fusta abajo del brazo… jejeje
-Eso está para verse. Cuando se ponga la maquinaria multicolor en la calle quiero ver si nos «tenemos que olvidar de la LUC».
-Pará, pará, me acordé de algo. A ver Nelito, contá qué es lo que está pasando en Vamos Salto con Pablito Perna. Me llegaron unos comentarios que dicen que está espeso el caldo de gato.
-Esteeee… Bueno… Esteeee. No sé a qué te referís. Yo no sé nada. Pablo Perna es un hombre de la lista 13, que integra Vamos Salto… No sé a qué te referís.
-Mirá, por los chismes que me pasaron Pablito Perna hace rato que está en las cuchillas con el cuchillo entre los dientes, muy caliente con Sapito, porque no le tiraron con nada.
-Pero la lista 13 tiene dos cargos en el departamento. Carlos Rattín es adjunto a la dirección del Hospital y Julio Flores es parte de la dirección de las RAP.
-Sí, sí, todos sabemos que Sapito lo hizo para desestabilizarlos, él asegura que se le hizo una promesa y no se le cumplió. Hace unas semanas fueron a hablar con él para que baje la pelota y se sume al equipo de trabajo del sector. Eso vos sabías y lo ocultaste la semana pasada.
-¿Quienes fueron?
-Estaban: Marcelo Bistolfi, Nicolás Sant´Anna, Paquito Estévez, Nicolás Irigoyen y Carlitos Rattín.
-Faltó solo Coutinho.
-Claro, porque la calentura de Perna es con él. Sapito mandó a los secretarios que sí ocupan cargos en el gobierno a explicarle que nadie lo echó del sector. Creo que agregaron leña al fuego: les mandó 5 “acomodados” a negociar… Jejejejejeje.
-¿Y qué pasó? ¿Lo calmaron?
-Mmmm, creo que no. Por lo que me dijeron en esa reunión le ofrecieron a Perna ser el próximo candidato a diputado de Vamos Salto. ¡Cómo será el charco que el gato lo cruza al trote! Jajajajajaja… Si ya lo cagaron una vez, ¿quién le asegura que no lo caguen nuevamente?
-Bueno, se aseguraría que en la próxima legislatura va a ocupar un lugar relevante en la política del departamento, pero si no hay confianza es al santo botón.
-Al final creo que no agarró viaje, habría sido muy gráfico en su posición. Dicen que Perna les dijo: «De Vamos Salto me echaron. Germán me aplicó un despido indirecto. Si a un trabajador le cambias, de la noche a la mañana, las normas de trabajo, sin aviso, es un despido indirecto…» jajajajaja… jajajajajaa… Bien pijeados.
-Uhhh… Y ese es un terreno que Perna, como abogado, conoce muy bien.
-Ta clava´o… Además, me dijeron, que les refregó en la cara que ninguno de ellos -los que fueron a reunirse con él- trabajó tanto, ni puso tanta plata como él en la campaña. Y todos se quedaron bien quietitos, como “gurí caga’o”.
-¿Al final que pasó? ¿Lo convencieron? ¿Vuelve a Vamos Salto?
-Por lo que sé, Perna les dijo: «Yo pertenezco a la lista 13, y la lista 13 es de Vamos Salto.»
-¿Entonces? ¿Si nunca se fue, por qué le piden que vuelva?
-Bueno, no sé. Por eso le preguntaba a Nelito si él sabe algo, para que cuente qué es lo que sabe.
-Esteeee… Yo no sé nada de esos bolazos de la interna de Vamos Salto, no sé de donde salen.
-Se, se, se… estos colorados son finos pa´ ocultar sus fisuras. Jijijijijijiji
-Lo que yo sabía era que Perna, junto a Feris, Leal, Franchi, Galliazzi, un tal Merino, y algunos otros dirigentes colorados estaban armando un sector para disputarle el liderazgo del Partido Colorado a Vamos Salto. ¿Alguien sabe en qué quedó eso?
-Parece que venía todo lindo, y se pudrió todo cuando empezaron a definir lo que cada uno quería.
-¿Por qué?
-Porque todos quieren ser caciques, ninguno quiere ser indio. Jajajajajaja
Bueno, bueno, bueno… ¿Ya se divirtieron con el Partido Colorado? Yo me pregunto: ¿Por qué no hablan directamente con Germán para saber de primera mano cómo son las cosas en Vamos Salto? Así se dejan de elucubrar fantasmas donde no los hay. ¿Podemos cambiar de tema?
-¿De qué querés conversar, Nelito? ¿De la nieve que cayó en Lavalleja esta semana? jajajaja
-Jijijij…
-No, pero podemos conversar de lo que se supo el domingo pasado en Artigas sobre la candidatura a la presidencia de Andrés Lima.
-Eso es un bolazo que largaron los “archiguenses” y lo levantaron en Montevideo. No te podés hacer eco de cualquier pelotazo. Además enseguida la Liga Federal salió a desmentirlo.
-Era un globito sonda, para sondear cómo caía la idea.
-Bueno, nos tenemos que ir…
-¡¡¡Parááááá!!! Apenas llegamos a los 7 mil caracteres…
-Me olvidé de avisarles que la dirección resolvió bajarnos algunos caracteres para darle cabida a una columna especial en esta misma página. Parece que lo nuestro venía medio flojo…
-¡¡¡El Diablo está buscando que le dé unos cascarazos!!! No puede cercenar nuestro espacio así como así…
-Pero lo hizo…


La columna infiltrada

«ZABALZA NIEGA SER ZABALZA»

Así tituló el semanario Al Rojo Vivo la crónica de la redada. Aquella fue la confirmación de las sospechas de todos sus allegados. Por fin podrían dejar de vocearlo en secreto: Jorge Zabalza, nacido en el seno de la aristocracia nativa, hijo de un respetado senador nacionalista (Pedro Zabalza), era un sedicioso.
Esa misma tarde sus padres se enteraban de la noticia por la prensa, que utilizaba todo tipo de eufemismos para hablar de los tupamaros: «Importante golpe policial se asestó a una vasta organización delictiva. Se estima que Jorge Zabalza era el jefe intelectual y además hombre de acción en el núcleo descubierto. La policía incautó en el lugar treinta bombas, varios kilos de gelinita, pólvora y otros elementos químicos. Además, diez armas de fuego, panfletos y unos seis uniformes de agentes policiales. Cabe destacar que también apareció en la finca allanada, una camioneta que ha sido reconocida como la que ocupaban los hombres y mujeres que asaltaron radio Sarandí e irradiaron un mensaje subversivo a través de esa emisora. Zabalza, según trascendió, se ha encerrado en un tremendo hermetismo frente a los interrogatorios policiales».
Cuando Mabel (hermana de de Jorge) llegó a su casa se encontró con Mary (madre de Jorge) en un mar de lágrimas y con Pedro (padre de Jorge) que, con la cabeza hundida entra las manos, se quejaba de que su hijo le había arruinado la carrera política.
-No lo puedo creer -repetía Mary desconsolada.
-¿No piensan hacer nada?, increpó Mabel.
-Él sabía en lo que se metía, contestó su padre, que hasta el momento se negaba a procurar asistencia legal a su hijo Jorge.
-No pueden hacer esto. Piensen que mientras perdemos el tiempo hablando, a él lo están torturando -arremetió Mabel y salió puerta afuera, rumbo a lo del abogado Eusebio Rodríguez Gigena.
Fragmento extraído del libro CERO A LA IZQUIERDA de Federico Leicht