Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

¡En ésta, apoyo a “Cabildo Abierto”!

Dr. Pablo Perna
Por

Dr. Pablo Perna

54 opiniones

Dr. Pablo Perna
Ismael Berniz en 1972 era un joven policía, en plena Democracia, cuando en ejercicio de sus funciones intenta detener a un sospechoso de cometer varios delitos de sedición, perteneciente al movimiento MLN- TUPAMAROS. En el intento de fuga efectúa varios disparos hacia Berniz que impactan en su cuerpo, pero sangrando por los disparos recibidos, logra reducirlo. Se escuchaban voces de aliento al policía herido: “mátalo”, “se lo merece”, “nadie te culpara, es una legítima defensa”. En esas condiciones Berniz toma la decisión de reducirlo protegiéndolo, no permitiendo que sus compañeros le disparen a sangre fría.
Berniz cumplió con su deber, pero sin lugar a dudas le salvo la vida al tupamaro. Él por los impactos de bala sufrió varias intervenciones quirúrgicas, internaciones y dolencias que aún hoy con su edad las sigue sufriendo, como por ejemplo el problema en el habla provocada por los impactos.
¿Qué reconocimiento le ha dado el Estado uruguayo a un joven policía víctima de una guerra que no provocó y que fue lesionado por defender las instituciones democráticas? El Estado uruguayo le agradeció por sus servicios prestados pasándolo a retiro, no permitiéndole seguir con sus funciones como policía a pesar de su edad; en recuerdo de su valentía, le obsequiaron una medallita de lata, la que aún hoy atesora.
En cambio el Estado uruguayo, cuando asume la “izquierda compañera” al Gobierno, sin discusión y dilaciones, ordena indemnizar inmediatamente a los guerrilleros utópicos o “románticos” que se habían alzado contra la Democracia y que tantas vidas injustas se llevaron. Y si el “compañero” caído estaba muerto, la indemnización actual es para la viuda o sus hijos.
Hoy “Cabildo Abierto” se encuentra impulsando una ley homóloga a la indemnización para sediciosos, pero para reparar a víctimas de actos cometidos por grupos armados de carácter ideológico en el periodo comprendido entre el 1º de enero de 1962 al 31 de diciembre de 1976. Actualmente se estima que serían hoy unas 70 personas a indemnizar, las cuales son de avanzada edad y con serios problemas económicos y de salud.
Cuando fuimos candidato a Diputado, tomamos conocimiento de Berniz, y entablamos una muy buena relación, y de su mano conocimos la enorme injusticia que se estaba y se está cometiendo en el Uruguay con dichos compatriotas, en flagrante violación al principio de igualdad. Hoy, los “presuntos delincuentes” de aquella época son subsidiados por el Estado a iniciativa de la izquierda y los que debían combatir al delito son olvidados por la “derecha”. ¿O la “izquierda” es justa y la “derecha” injusta? ¿O la “izquierda” defiende a los suyos y la “derecha” los abandona?
No hemos podido llegar al Parlamento, pero a viva voz no podemos dejar de apoyar la justa iniciativa que hoy impulsa “Cabildo Abierto”. Esperemos que se haga pronta justicia.