Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

“Modelo” colocó el 100% de la oferta

Ágil, dinámico, pique tras pique… así fue el remate “Angus de Primavera” de Frigorífico Modelo en Artigas, con el martillo de Francisco Cánepa.
En un local Chiflero con las mesas y gradas llenas, productores de Rivera, Salto, Paysandú y Artigas pujando tanto por los vientres como por los toros que fueron pasando por la pista de ventas.
Una torada muy pareja de principio a fin, con los toros SA sobre el cierre del remate con precios y pujas en cada uno de los lotes.
En general, el colorado, tuvo un destaque especial con valores de punta, comenzando por el primer toro del rematre, un Tres Marías Payador en una madre de La Rubeta, que cotizó a US$ 6.240, adquirido por Ney Predebom.
En las hembras de pedigree, el máximo también fue por una vaquillona preñada, colorada, que se cotizó a US$ 4.200, adquirida por Cabaña Las Piedras.
Al cierre de las ventas, el martillero Francisco Cánepa, dijo que el remate fue “muy ágil, con muchos piques, en dos horas y poquito vendimos el 100% de la oferta con compradores de varios departamentos de acá del norte”.
Luis Fernández, remarcó la importancia de colocar el 100% de la oferta y diseminar la genética de la cabaña a varios puntos del país. Por su parte Rodrigo Fernandez destacó la colocación de la oferta SA, a muy buenos valores y con agilidad en cada uno de los toros y vientres ofertados en la pista.
En los valores, las vaquillonas SA se vendieron entre US$ 936 y US$ 984 a un promedio de US$ 960, por su parte las vacas preñadas SA hicieron entre US$ 1.200 y US$ 1.080 con un promedio de US$ 1.140. En total las 138 SA hicieron US$ 1.050 de promedio.
En lo que hace a los vientres de pedigree, las vaquillonas PI preñadas, hicieron un máximo de US$ 4.200, un mínimo de US$ 2.280 y un promedio de US$ 2.663, las vaquillonas sin servicio se vendieron entre US$ 2.040 y US$ 1.980 con un promedio de US$ 2.020, mientras que una vaquillona plantelera se pagó US$ 3.840, en total los 17 vientres de pedigree un promedio de US$ 2.619.
Los toros mantuvieron el mismo ritmo y agilidad que se observó en los vientres, con un arranque de US$ 6.240 para el primer toro colorado comercializado en la pista y US$ 3.600 de piso para el pedigree con un promedio de US$ 4.685. En el caso del Puro Controlado se vendieron entre US$ 5.400 y US$ 3.360 con un promedio de US$ 4.480, por su parte los SA que cerraron las ventas lo hicieron entre US$ 4.200 de máximo, 3,000 de mínimo y un promedio de US$ 3.350.
En total los 42 toros hicieron un promedio de US$ 4.274.