sábado 24 de septiembre, 2022
  • 8 am

Exhortan adoptar medidas preventivas para reducir los riesgos de leptospirosis

El calor agobiante, pero sobre todo la humedad reinante en estos días, aumentó en forma considerable la cantidad de roedores en muchas zonas de la ciudad. Si bien se han adoptado medidas oficiales para reducir la población de ratas mediante el Plan de Desratización, mientras el combate no se acompañe con medidas en los hogares el problema persistirá. Más allá del veneno que se otorgue para su colocación, hay ciertas medidas que se deben adoptar en fondos, galpones y alrededor de casas y depósitos que resultan clave a la hora de minimizar la población de roedores. El problema no solo es desagradable para quienes no pueden combatir las ratas, sino que, los riesgos de contraer leptospirosis son más frecuentes.
LEPTOSPIROSIS
La leptospirosis es una enfermedad que afecta al ganado bovino, ovino y equino y también a cerdos y perros. En los roedores -ratones y ratas- la infección no produce síntomas y la eliminación de la leptospira en la orina produce la contaminación a través del suelo y el agua. Los roedores son conocidos como el gran reservorio de la enfermedad. Cuando el hombre toma contacto con terrenos o aguas contaminadas con orina infectada -ya sea mediante mucosas, conjuntivas (ojos) o piel erosionada- las leptospiras pasan a la sangre produciéndose así la enfermedad. Ésta constituye la vía de transmisión más frecuente en los seres humanos; se puede afirmar que es muy rara la infección a través de la ingesta de alimentos contaminados. MEDIDAS
-Mantener una correcta higiene en la vivienda
-Sacar la basura a diario, utilizar cubos herméticos y una estricta eliminación de cualquier residuo orgánico.
-Realizar una limpieza profunda de los electrodomésticos de la cocina.
-Eliminar ropa vieja acumulada, cajas de cartón almacenadas y objetos en desuso.
-Si se localizamos un foco de heces secas de rata, se debe tener especial precaución, ya que el polvo de heces secas de rata puede resultar nocivo para la salud humana y la de nuestras mascotas.
-En el caso de que la plaga sea mayor de lo que se estimaba en un principio, contactar con un profesional.