sábado 24 de septiembre, 2022
  • 8 am

Gaudín Hnos comenzó el año con ventas totales en Parada Herrería

El escritorio Gaudín Hnos, realizó su primer remate de 2022, en el día de ayer en el local Parada Herrería. Las ventas comenzaron las 17 horas, debido al calor reinante en la zona. Sin embargo las precipitaciones registradas en los últimos días han impulsado una demanda que se mostró muy activa y con puja en todas las categorías.
El Dr. Germán Gaudín, al finalizar el remate, dijo que en el caso de los ovinos, «el mercado fue normal, con una muy buena oferta de lanares, con categorías generales para el campo sin oferta de abasto». Respecto al vacuno, «una importante oferta de reposición, donde las vacas de invernar se comercializaron muy bien a buenos valores, sobre todo por el tipo de ganados presentados, todos Angus sola marca».
Hubo ausencia de ganados gordos en este remate, pero sí pasaron por pista vacas pulpadas y adelantadas que marcaron referencias de precios entorno a los US$ 700.
Gaudín resaltó que la demanda estuvo muy firme en todas las categorías, «no hubo lote que se venda de un solo martillazo, sino que una feria con muchos operadores pujando por todas las categorías».
Respecto a los valores, las ovejas esquiladas se vendieron entre US$ 35 y US$ 40, mientras que las ovejas con lana hicieron de US$ 35 a US$ 38.
Los lotes de corderos se pagaron entre US$ 25 y US$ 29, mientras que las corderas hicieron US$ 26, los torunos cotizaron a US$ 20 y un capón se pagó US$ 47.
En los vacunos, las vacas pulpudas y adelantadas se pagaron entre US$ 617 y US$ 700, mientras que las vacas de invernar Aberdeen Angus, destacadas por el escritorio para esta venta, se pagaron entre US$ 600 y US$ 630, en tanto que el resto de las vacas de invernar se pagaron entre US$ 442 y US$ 545.
Las vaquillonas de 1 a 2 años giraron entorno a los US$ 440 y las terneras en US$ 240.
Los novillos de 1 a 2 años cotizaron a US$ 345, las piezas de cría se pagaron a US$ 400 y US$ 285, en el último caso era únicamente dos piezas con una vacachica y castigada por el déficit hídrico. Un toro industria se pagó US$ 717 y los toritos jóvenes se pagaron entre US$ 370 y US$ 455.