miércoles 28 de septiembre, 2022
  • 8 am

El IME cerró en alza en una semana donde la calidad marcó el rumbo

El arranque de la semana tuvo una puja importante entre la oferta y la demanda, en lo que hace a la calidad de la lana. En algunos micronajes del merino las lanas de calidad excelente era una oferta muy reducida, por lo que si bien se colocó un porcentaje importante de la oferta en los tres centros de ventas, los lotes de menor calidad presionaron los valores a la baja. En la segunda jornada con una importante oferta desde Tasmania, destacada en calidad, generó un cambio en la operativa y subas que se mantuvieron ayer jueves en el centro de Melbourne.
Algo que también cambio fue la oferta prevista que para esta semana sumaba más de 55.000 fardos, sin embargo al cierre de los tres días de ventas se colocó el 90% de casi 49.000 fardos. En la previa a la oferta se retiró un 7,3% de lo inscripto.
Otro factor que también incidió en la operativa esta semana, fue la decisión adoptada por Sudáfrica de suspender las ventas previstas para esta semana y trasladarlas para la próxima semana, siempre y cuando se logre agilizar la logística de carga de lo ya comercializado en las últimas semanas.
En un comunicado emitido por Cape Wools, se advierte que existe un volumen muy importante de lanas ya comercializadas, pero que continúan en los galpones a la espera de la exportación, debido a los problemas logísticos por el coronavirus, situación que no es ajena también al mercado lanero australiano.
El Indicador de Mercados del Este (IME) en la suma de las tres jornadas de ventas de esta semana, termina superando en cinco centavos, el cierre del pasado miércoles 9 de febrero, cotizando a US$ 10,24. En la moneda australiana, el indicador cotizó a A$ 14,20, retrocediendo 2 centavos en la semana.
La próxima semana se realizaran tres jornadas de ventas, con una oferta superior a los 50.000 fardos que se distribuiran en los tres centros de ventas, Sidney, Melbourne y Fremantle..