viernes 30 de septiembre, 2022
  • 8 am

Estudio confirma presencia preocupante de fármacos en cursos de agua del río Uruguay

Por Andrés Torterola.
CAMBIO entrevistó a Andrés Pérez Parada, docente de Química Orgánica en el Centro Universitario de la Región Este (CURE), quien indicó que los cursos urbanos de Miguelete, Pantanoso, Canelón Chico y el río Uruguay a la altura de Paysandú, tienen un nivel de toxicidad relevante con la presencia de medicamentos que, ya sea a través de la orina o heces humanas, como por remedios vencidos arrojados al inodoro, terminan en los cursos de agua.
VERTIDOS
Pérez dijo que no es el primer antecedente de investigación en la temática, se estudiaron la presencia de fármacos en las aguadas residuales en la Planta de Tratamiento de Montevideo, posteriormente se confirmaron a través de las muestras, presencia de fármacos en las Lagunas de Rocha, de Castillo y mucho de los afluentes, considerando que estos son áreas protegidas, debido a esos antecedentes, varios científicos uruguayos fueron invitados a participar de un congreso internacional. Este trabajo se inicia debido a que muchas veces se tiene la impresión que los contaminantes provienen de las industrias productivas, en realidad en el mundo moderno actual, existe un montón de sustancias de consumo masivo que tienen actividad biológica y son contaminantes como el caso de los productos farmacéuticos. La ciudadanía toma medicamentos, los vuelca en la orina o las heces en las ciudades.
SITUACIÓN EN SALTO
En Salto, Paysandú y otros departamentos la OSE se encarga del tratamiento en lagunas que hacen que la materia orgánica se degrade, pero a pesar de que exista eso, los fármacos resisten y no están organizados los tratamientos de agua para eliminar los fármacos. Los tratamientos de agua lo que hacen es degradar lo más grande y volcarlas nuevamente a los cursos de agua, un nuevo proyecto mundial se está creando debido a que estas situaciones de las aguas de Paysandú seguramente existen en otras partes del mundo y también en Salto, en el mundo entero donde haya cursos de aguas, existen poblaciones que consumen medicamentos. En Salto se da la situación de que preexisten aproximadamente 30 asentamientos irregulares, que en el mejor de los casos estas personas tienen pozos negros, pero muchas veces construyen canaletas que su recorrido va hacia el río más cercano, es un contenido totalmente sin tratamiento.
CONTAMINACIÓN SEGUIRÁ AVANZANDO
En el estudio realizado en Paysandú lo que queda claro es que el tratamiento de efluentes de OSE libera fármacos y afecta a las poblaciones de los ríos, cuando hay asentamientos existe una difusión de esas poblaciones que seguramente acceden a los medicamentos y sus restos van directamente a los cursos de agua. Andrés Pérez dijo que otra situación que se da regularmente es con los barrios o personas que no están conectadas al saneamiento, si bien en Uruguay se está desarrollando, no todos los pueblos tienen acceso a la conexión, en este sentido tendría que haber más inversión pública porque la realidad marca que las personas no dejarán de consumir fármacos por lo tanto la contaminación de los cursos de aguas seguirá avanzando.