sábado 24 de septiembre, 2022
  • 8 am

Continúa la disminución del gasto en la educación

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

11 opiniones

Téc. Univ. Gustavo Chiriff PCU / Frente Amplio
Según informe elaborado por el Centro de Estudios Etcétera, el gasto público en educación viene disminuyendo desde el año 2019. El gasto educativo público tiene siete: 1 Instituciones de educación formal, 2. Administración central e inciso 21 (que incluye, entre otros, educación policial y militar). 3 Educación no formal inicial (incluyendo CAIF y CENFORES), 4. Ciencia y Tecnología (incluyendo gastos del MEC, Pedeciba, Anii, etc); 5. Plan Ceibal, 6. Incentivo a la demanda educativa en secundaria, y 7. Donaciones especiales.
El gasto público en educación como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) para los años 2021 y 2022 continúa su trayectoria descendente, alcanzando el 4,6% en el 2021y 4,4% del PIB para el 2022. Si tomamos un punto de partida en el año 2004, donde a precios constantes el gasto público en educación alcanzo 40.964 millones de pesos, que representaba el 3,2 % del PIB, a los valores del 2019, fueron 114.232 millones de pesos, representando el 5,3 % del PIB, estas cifras muestran un crecimiento del gasto educativo en el periodo 2004-2019 de 178 %. Este aumento acompaño el crecimiento del PIB que hubo en ese periodo, mostraron claramente una concepción de prioridades sobre la educación, de dotarla de mayores recursos. Sin embargo, a partir del 2020 comienza a recortarse los recursos financieros para la educación pública que transfiere el gobierno, disminuyendo del 5,3 % en el 2019 al 4,9 % en el 2020, con una caída del 7,5 % en términos de participación del PIB, cuando este disminuyo ese año el 6,1 %.
Entre los años 2004 y 2021 las retribuciones salariales de los docentes del sector público se incrementaron en promedio un 87% en términos reales, lo que equivale a un 3,5% de incremento acumulativo anual en el poder de compra. Este incremento fue superior al del salario real promedio, que creció un 58% acumulado en el mismo período (equivalente a un 2,6% promedio anual). Entre 2019 y 2021 se produjo una caída en el salario real global del orden del 3,2% y mientras que para los docentes del sector público la caída fue del 4,1% y para los privados del 4,7%. Esta disminución a partir del 2019 corta la tendencia de recuperación de poder adquisitivo del salario docente que se venía dando desde el año 2005 (Fuente: Mirador Educativo)
La pérdida salarial del sector docente actualmente es más de US$ 95 millones y lo que se prevé por parte del gobierno no es un aumento salarial, sino recuperación de lo perdido en estos cinco años, para recién el 2025, no logrando equiparar el poder adquisitivo de a finales del 2019.
Otro tema preocupante en esta rendición es sin dudas la eliminación del adicional del Fondo de Solidaridad (por el cual la Udelar percibe alrededor de 600 millones de pesos anuales) y no se está previsto darle a la Universidad recursos equivalentes. Esto sin dudas repercute directamente en la oportunidad de estudiar de miles de jóvenes, hijos e hijas de trabajadores, que en donde esta medida quita derechos de años adquiridos por fruto de la lucha de docentes y estudiantes.
Esta Rendición de Cuentas y las modificaciones presupuestales muestran claramente el rumbo del gobierno en materia educativa, bajo el modelo económico neoliberal, de recortar recursos imprescindibles en este caso para el sistema educativo público.