jueves 6 de octubre, 2022
  • 8 am

Tenencia responsable

Armando Guglielmone
Instructor canino –
Educador etólogo
Contacto – 098 539 682
En nuestro país nos hemos caracterizado por tener siempre una denominación nueva para cada reglamentación vieja cada vez o que cambia el que gobierna o que algún iluminado aparentemente cree que ahora de esta nueva manera va a ser mejor.
Lamentablemente lo único que no cambia son los resultados ya que todos tienen geniales ideas pero nunca saben cómo realizarlas.
Hace un tiempo apareció la ley de tenencia responsable que todos veían como la panacea para los problemas asociados a en este caso particular, los perros.
El problema de esta es que aparece cuando algo ocurre y no evitando que esto ocurra precisamente.
Un perro ataca y muerde a alguien y esto se visibiliza e inmediatamente aparece alguien, supuestamente entendido en el tema, a dar entrevistas y declaraciones sobre por qué pudo haber pasado y qué es lo que hay o no que hacer, cuando lo que debería generalmente haber acontecido es nada, ya que se debería haber anticipado el problema y no esperar a que suceda para luego tener que lamentar lo ocurrido.
Los perros sueltos no hay quién no los vea por toda la ciudad, periferia o centro y ahí andan lo más campante, sería bueno que así como se pintan cebras y colocan despertadores en las calles para seguridad de todos se hiciera algo con estos para seguridad sobre todo de los motociclistas y ciclistas que frecuentemente los sufren, cayéndose, lastimándose o peor.
En el caso de los autos normalmente el que sufre es el perro, en mi trabajo ando todo el día por la ciudad y he notado en todas partes una cantidad de perros sin una pata o brazo debido a atropellamientos que antes no se veía, si se ve ahora es porque al haber una mayor conciencia de la gente siempre hay un buen samaritano que se encarga de los gastos de la amputación cuando antes el pobre perro no corría esa suerte.
Luego tenemos los perros que sus dueños, desconsiderados vecinos, sueltan a la mañana o tarde para que vayan a ensuciar veredas, romper bolsas de basura, molestar a los perros de quienes los tienen encerrados en sus casas como debería ser para todos y el consabido riesgo para los transeúntes y motoristas que circulan.
No permitir perros sueltos vagando sin responsable a cargo es tener consideración por los animales, tenerlos como vacas en la India es no quererlos, es desentenderse de ellos para rasgarse las vestiduras e invocar maltrato animal cuando una persona cansada de no poder pasear tranquilamente su perro le avienta una patada a ese perro que está suelto; y no todos son “de la calle “, también están los despreocupados de siempre que salen a pasear o hacer ejercicio con perros de todo tamaño que los llevan sueltos porque “ no hace nada “, cuando eso no le importa al que viene con su perro de la correa o gente que no le gustan por cualquier motivo. Hacer que la gente no le tenga fastidio o miedo a los perros es responsabilidad de los propietarios que nos preocupamos por ellos y sí practicamos una tenencia responsable.
Arreglar el problema es fácil, es solo cuestión de preguntarle el cómo a la persona indicada y mojarse, porque de afuera de la piscina no te vas a sacar el calor.