martes 27 de septiembre, 2022
  • 8 am

ARU reconoció la apuesta a mejorar el acceso a mercados, pero reclamo ante las retenciones impuestas desde Diputados

La Asociación Rural del Uruguay (ARU) ha llevado adelante una de las mejores exposiciones de los últimos años, pre pandemia, acompañada por un clima excepcional para los eventos al aire libre, el sector cabañero que continúa apostando a la mejora genética, empresas e instituciones que se hicieron presentes en el área comercial e industrial.
En la jornada de ayer se realizó el acto institucional con los discursos del presidente de la gremial, Dr. Rodrigo Valdés Requena, y el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ing. Agr. Fernando Mattos.
En el palco oficial, aunque no hizo uso de la palabra, estuvo el Presidente de la República, Dr. Luis Lacalle Pou. Allí también estuvieron representantes del sector político, así como también de las distintas gremiales del sector agropecuario y empresas públicas y privadas.
Posteriormente a los discursos, el Presidente de la República entregó un reconocimiento a cada uno de los cabañeros, que expusieron los grandes campeones que desfilaron en el ruedo central de la rural.
Valdés Requena desarrollo su discurso en cinco ejes centrales, donde se puede identificar el accionar gremial, una mejor gestión, el Poder Ejecutivo y el período de gobierno, la situación del sector agropecuario y la recaudación que ha generado la producción en beneficio de la sociedad.
En principio remarcó que el sector agropecuario «es el motor del país», en este sentido reafirmó que «representa el 80% de las exportaciones de bienes y genera 270.000 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos, principalmente en el interior del país».
Acción Gremial
Desde el accionar gremial, dijo que se promovió «explícitamente», desde ARU, «un ajuste de los salarios por el adelanto de los correctivos previstos para el 2023. Además, sugerimos un adelanto del aumento de sueldos antes de lo previsto por la ronda de Consejos de Salarios de 2021». En este sentido remarcó que «los salarios rurales han aumentado 59% más respecto a los salarios públicos y al índice medio nacional» desde el año 2011.
Respecto a la campaña para la «erradicación de la bichera», recordó que para el Poder Ejecutivo «es prioridad y promesa de campaña». Al mismo tiempo indicó que ARU fue «erróneamente» señalada como responsable de que el programa no avanzará, por lo que remarcó que la gremial «se plantó firme en lo que creyó justo para los productores» y que «una vez aprobada la reglamentación correspondiente, el programa será financiado por aportes exclusivos de los productores, pero sin generar nuevas tasas y confiando en una mejor gestión de los aportes existentes».
sigue en la página 21