viernes 9 de diciembre, 2022
  • 8 am

Diez años de aprobación del Plan de Estudios de la Licenciatura en Diseño Integrado (LDI)

La Licenciatura en Diseño integrado (LDI) de Facultad de Arquitectura es una carrera que en todo el país solamente se dicta de manera completa en la sede Salto Cenur Litoral Norte de la Universidad de la República. El 23 de octubre del 2012 el Consejo Directivo Central de la Universidad de la República aprobó el Plan de Estudios de la Licenciatura en Diseño integrado estableciendo el título de Licenciado/a en Diseño Integrado.
MIRADA AMBIENTAL
Invitados por el programa “Dialogando con la Universidad” en radio La Regional, los docentes Juan Ferrer y Angelina Graziano integrantes del equipo de la LDI, repasaron los orígenes, historia, y desafíos de esta propuesta de carrera exclusiva para Salto. Previo a la aprobación del Plan de Estudios de la LDI, en la sede Salto de la Udelar (ex Regional Norte) se impartían los tres primeros años de la carrera de Arquitectura. “Quienes entonces integrábamos el equipo de Facultad de Arquitectura aquí en Salto participamos del grupo que estaba elaborando esta propuesta de formación, que apuntaba a otros intereses, a una mirada más ambiental” expresó Graziano, por entonces estudiante de arquitectura, actual egresada de la LDI y docente de la carrera.
DIÁLOGO
El constante diálogo de los docentes con estudiantes, con el servicio central, permitió ir trabajando sobre esta nueva propuesta novedosa “en esto los primeros egresados hemos cumplido un rol interesante de abrir la cabeza para esta formación. Por eso seguimos pensando en ampliar. Estos diez años han sido muy buenos y aunque parece poco hemos avanzado un montón” agregó Graziano. En los génesis de la Licenciatura varias cuestiones fueron decisivas: “el proceso de descentralización que tuvo un impulso muy grande con Rodrigo Arocena y a partir de un llamado a nuevas carreras se dio un intercambio muy interesante con la Facultad de Arquitectura en ese momento. Así se pensó y surgió esta oferta que cambió la lógica de la presencia de esa Facultad en Salto. Esa fue una cuestión. La otra fue darnos cuenta que la Udelar iba hacia otros rumbos, a la consolidación de los Centros Regionales con nuevas ofertas que no se daban en Montevideo.