miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

En 2023 ya se aplicarán los cambios especialmente en educación primaria

La tan mencionada reforma educativa, comenzará a regir en marzo de 2023.
Los cambios se implementarán en Educación Inicial (de tres a cinco años), en 1° y 2° de Primaria y en 7°, 8° y 9° (que hasta ahora son 1°, 2° y 3° de Secundaria). En este sentido, la reforma se implementará en el primer y tercer ciclo del Plan de Educación Básica Integrada (EBI).
Este plan -organizado en ciclos y tramos en lugar de en años- lo que busca es flexibilizar la enseñanza para que la educación sea más inclusiva y centralizada en el ritmo de aprendizaje de cada alumno. Es un cambio de enfoque para que los años lectivos ya no funcionen de manera compartimentada, sino que las asignaturas y los docentes cooperen entre sí para el beneficio del estudiante.
CLASES
La mayor autonomía de los centros, otro de los puntos centrales de la reforma, generará que en 2023 directores y docentes puedan evaluar si se cambia el funcionamiento del aula. La realidad es que, mientras que se respete el programa educativo, los docentes podrán planificar las clases de manera diversa de acuerdo al contexto de la escuela o el liceo. En el caso de Primaria, las maestras podrán decidir rotar en las aulas -dependiendo de si una tiene más conocimiento en las ciencias sociales y otra más en las matemáticas- o también podrá haber más de una maestra dando clases. En el caso de 7°, 8° y 9°, el gran cambio es en relación a lo que los docentes van a hacer en las clases. La modificación de nombre no implica que el estudiante permanezca en la escuela hasta 9°.