sábado 28 de enero, 2023
  • 8 am

Cuando pica, pica

César Suárez
Por

César Suárez

138 opiniones

Por Dr. César Suárez
El prurito o picazón es un síntoma muy molesto que suele afectar a muchas personas en algún momento de la vida vinculado por un lado a la sensibilidad individual o a la exposición a diversos factores estimulantes que abundan en la naturaleza y otros vinculados a estímulos inventados por el hombre que no han sido creados con ese fin pero que vencen la tolerancia del organismo, sobre todo de la piel y de las vías respiratorias.
Hay picazones que son transitorias y se corrigen en curso de los minutos o de las horas siguientes siempre y cuando el estímulo cese, pero hay otras situaciones que adquieren cierta permanencia que terminan por ser intolerables y que llevan al que lo padece a buscar alguna solución que alivie ese padecimiento.
El primer gesto necesario, además de indicar una medicación sintomática, es intentar establecer la causa de dichas molestias porque mientras la causa desencadenante permanezca, los síntomas tenderán a perpetuarse.
El establecer la causa de la picazón en cada caso es una especie de tarea detectivesca donde hay que correlacionar innumerables parámetros.
En ocasiones el propio paciente sospecha la causa por estar relacionada a una exposición laboral o al uso de algún alimento, medicamento, cosmético, algún tipo de ropa, picaduras o algún antecedente de cuadro similar en circunstancia parecidas, pero en la mayoría de los casos, el paciente no tiene la remota idea de la causa de porque le pica y sólo quiere liberarse de esa insoportable molestia.
Más allá de las molestias que causa, la picazón es un síntoma defensivo que le anuncia al que lo padece que algo no está bien, es una alerta ante algo que está agrediendo al organismo y esa molestia lleva a la persona a buscar una solución para liberarse de lo que le está haciendo daño, pero frecuentemente, la causa no es fácil de identificar y es necesario correlacionar numerosos acontecimientos surgido del interrogatorio que orienten al médico para aconsejar al paciente.
Es importante determinar, edad, sexo, antigüedad de los síntomas, si se trata de la primera vez, la localización, (zonas cubiertas, zonas expuestas) la forma de presentación, si hay otras personas de su entorno con síntomas similares, horario en que predominan los síntomas, actividad laboral, exposición a sustancias diversas, otras enfermedades concomitantes, medicamentos, sobre todo los de reciente incorporación entre otros parámetros.
Hay que tener presente que la sensibilidad de cada persona es diferente y las personas denominadas alérgicas suelen ser afectadas por estímulos que a otras personas no le provocan ninguna molestia.
La urticaria por ejemplo se presenta con ronchas de localización diversa que en la mayoría de las personas suelen ser transitorias y en algunos casos pueden cronificarse con gran padecimiento.
Los eccemas se presentan como lesiones rojas cubiertas por escamas y suelen predominar en miembros inferiores relacionadas a trastornos varicosos o vinculado a sustancias irritantes en contacto directo con la piel generando el llamado eccema de contacto que suelen verse ligados a uso de cosméticos, desodorantes, ropas sintéticas y de color o al manipuleo de sustancias químicas.
Las picaduras de insectos suelen ser causa frecuente de reacciones alérgicas, sobre todo mosquitos que provocan ronchas y predominan en áreas expuestas.
Hay insectos que predominan en áreas especiales como los piojos en cuero cabelludo o el ptirius pubis o ladilla que predominan en pelos corporales o las pulgas que predominan por encima de donde ajusta la ropa en el abdomen con picaduras de a tres.
Los ácaros, sobre todo el sarcoptesescabei o sarna que afecta la piel corporal desde el cuello hacia abajo provocando lesiones puntiformes muy numerosas a predominio del abdomen, glúteos, pezones, antebrazos y pliegues interdigitales, que pica sobre todo por la noche, luego de acostarse y frecuentemente afecta a más de un miembro de la familia conviviente.
También es muy común la picazón de las personas muy mayores que ha tomado mucho sol en la vida por lo cual la piel se fue alterando en forma progresiva que sumado a la edad y la sequedad de la piel se genera un prurito generalizado que en ocasiones resulta difícil de neutralizar.
Cuando pica es necesario averiguar la causa e intentar liberarse de ella o, por el contrario, utilizar medicación antialérgica o rascarse hasta sacarse los pedazos que no es lo más aconsejable