sábado 4 de febrero, 2023
  • 8 am

La Orientación Vocacional

Gisela Caram
Por

Gisela Caram

54 opiniones

Ps. Gisela Caram
Se va cerrando el año, y para los adolescentes que van terminando el bachillerato, no es siempre tan fácil decidir cómo seguirán sus vidas.
En tiempos donde hay tantos cambios internos, el ver claro el panorama a futuro es difícil.
La adolescencia es una etapa compleja de la vida donde hay muchos conflictos internos, todo tiene que ser “ya”, todo con inmediatez, y si no es rápida la gratificación, es encontrarse con la caída en la realidad y su contracara, la frustración.
Pensar qué se va a hacer a tan temprana edad, en estos tiempos, creo es más difícil que antes…
Parecería que, con una sociedad consumista, dependiente, demandante, nada es suficiente.
La apuesta se levanta permanentemente y se quiere más, y si no se da, aparece la frustración, y a ésta, se la aplaca con lo que sea.
Hay carreras nuevas, oficios nuevos, una oferta de cursos, tecnicaturas, diplomaturas, licenciaturas, que para los jóvenes es un mundo. Son pocos los que tienen claro qué quieren…Elegir, es darse la posibilidad de tomarse un tiempo para pensar antes de tomar una decisión.
Decidir es definir el camino, la opción y sostenerla.
Hay quienes no piensan mucho al tomar sus decisiones y terminan cuestionándose si habrá sido la opción correcta.
Cuando se trata de una decisión, que afecta, a toda la familia, porque al irse uno, hay que re-acomodar las piezas, hay que pensarlo dos, o más veces. Y la gran mayoría de los jóvenes hoy, solo piensan en si mismos.
La elección de carrera o facultad, a veces pasa, por experimentar la vida fuera de su casa, solos, con amigos, con la fantasía de libertad, la búsqueda de autonomía, el escape a los problemas familiares. Cuando hay muchos conflictos intrafamiliares, el éxodo al sur es una salida posible.
Esto pasa, suponiendo que económicamente sientan que los padres los pueden sostener.
La orientación vocacional, es un espacio que se da a los jóvenes para pensarse. No se termina en una opción o proyecto de vida certero.
Espacio donde se cuelan los ideales que tienen de sí mismos, los ideales que creen que los padres tienen de ellos. Los mandatos familiares son de gran peso, no aparecen claros a nivel consciente, pero están.
Hijos que ven que sus padres estudiaron
Hijos que ven que sus padres no estudiaron
Hijos que quieren cumplir sueños que sus padres no alcanzaron
Hijos que se sienten en deuda con sus padres…
El ir desarmando ideales, representaciones sociales, prejuicios, mandatos, hace a parte de la búsqueda del “qué voy a hacer…”
La orientación vocacional no da garantías de concretar con los adolescentes un proyecto de vida acabado. Pero sí, acerca a pensar, informarse, buscar y encontrar lo que en ese momento de sus vidas, sienten como que les podría pertenecer, podrían ahí, hacerse un lugar en la sociedad y el futuro.
El conocer las salidas laborales y el contexto social al que en ese momento creen que van a desenvolverse, también es fundamental. Por ejemplo, alguien que quiera volver a vivir a Salto, tiene que saber que, si entre sus opciones está el estudiar por ejemplo, Oceanógrafo, no tendrá muchas posibilidades laborales, sino saliendo de Uruguay…
El mundo viene cambiando y cada vez más nos encontramos con gente con un título guardado en un cajón y que se dedica a otra cosa…lo que descubrió, años después, que le gustaba…
¿Dónde está el punto para encontrar un camino? aprender a conectar con el DESEO.
Y el deseo es inagotable. Nunca está satisfecho. Ahí es cuando sentimos una “falta”, que nos deja insatisfechos, y esa insatisfacción es la que nos lleva a la búsqueda incesante, lo cual nos hace vitales.
Descubrirse, encontrarse, conectarse con las infinitas posibilidades, no quedando sujetos a las carreras tradicionales, descubriendo las múltiples conexiones interdisciplinarias en las diferentes áreas, hace, a parte del camino a recorrer en estos espacios psi.