miércoles 8 de febrero, 2023
  • 8 am

Murió Fabián O’ Neill a los 49 años

Luego de estar internado desde el sábado en la mañana en la Médica Uruguaya, falleció ayer a los 49 años el exfutbolista uruguayo Fabián O’Neill. Nacido en Paso de los Toros, departamento de Tacuarembó, el futbolista se desarrolló en las inferiores del Club Nacional de Football y fue apodado rápidamente como “El Mago”, producto de su agilidad con el balón y su gambeta difícil de marcar.
La información que circuló el sábado era que los médicos intentaban “salvarle la vida”. O’Neill llegó a emergencias con una hemorragia digestiva en el contexto de su cirrosis crónica. De inmediato lo pasaron a CTI, pero los médicos no pudieron hacer nada por él. Su salud había sido muy frágil en los últimos años debido al consumo de alcohol.
El exfutbolista realizó un gran Mundial sub 20 en 1993 y le sirvió como vidriera para catapultar su carrera a Europa. Brilló en Italia, jugó en los grandes de ese país, pero los problemas con el alcohol (que él mismo reconoce en el libro “Hasta la última gota”) lo llevaron a ir perdiendo espacio y minutos de juego en el alto nivel. Sin embargo, fue reconocido por sus pares como el más talentoso.
O’Neill ya había sido internado anteriormente por su delicado estado de salud, pero había logrado sortear los problemas.
O’Neill nació en Paso de los Toros el 14 de octubre de 1973 y debutó profesionalmente en el fútbol a los 19 años, vistiendo la camiseta del albo entre 1992 y 1995. Tras su paso por el fútbol sudamericano, en 1996 el ex mediocampista emigró a Italia para vestir los colores del Cagliari hasta el 2000. Posteriormente pegó un salto de calidad al ser transferido a la Juventus, equipo en el que permaneció durante una temporada.
En ese último club fue dirigido por el reconocido entrenador Marcelo Lippi, mientras que fue compañero de destacados futbolistas como su compatriota Paolo Montero, el volante Antonio Conte, el neerlandés Edgar Davids, el italiano Alessandro Del Piero y el francés Zinedine Zidane.
Más tarde pasó por el Perugia y nuevamente por el Cagliari, para luego retornar a Nacional en la temporada 2003.
El “Mago”, disputó 19 partidos con la selección uruguaya, el primero de estos en la Copa América de 1993 frente a Estados Unidos y el último ante China en un amistoso jugado en 2002.
Además, formó parte de la plantilla que defendió a la Celeste en el Mundial de Corea-Japón 2002, aunque una lesión no le permitió sumar minutos en dicho torneo.