sábado 28 de enero, 2023
  • 8 am

Perspectivas para el nuevo año

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

109 opiniones

Carlos Silva
Partido Nacional
En nuestra opinión anterior hacíamos un breve balance del 2022 y los que nos dejó, hoy queremos compartir con ustedes nuestras expectativas para el año que recién comienza.
Estos primeros años de gobierno no han sido fáciles, no solo por las distintas dificultades que por obra del destino le toco enfrentar al país, sino que también, desde algunos actores políticos y sociales, no le han facilitado nada para que los cambios necesarios y esperados desde hace mucho tiempo, se puedan llevar adelante, pero pese a todo, muchos han comenzado.
Alguna mención ya hemos realizado, pero lo reiteramos, si solo miramos desde la perspectiva de nuestro departamento, el panorama que tenemos por delante no es muy alentador, por eso es que hoy compartimos una visión global de lo que sucede en todo el país, así como nuestras perspectivas a nivel departamental.
Somos optimistas por naturaleza, pero muchas veces con eso no basta, hay que trabajar mucho para que las cosas sucedan y eso es algo que vemos todos los días por parte de los principales actores del gobierno. Las mejoras en los resultados económicos, en las cifras de desempleo, en las políticas de seguridad pública y el compromiso con las reformas largamente esperadas, ha sido resultado del trabajo de mucha gente.
Logros concretos como la nueva manera de calcular el precio del combustible demostraron que con políticas públicas transparentes se puede comenzar por un camino donde no se cargue el bolsillo de la gente según las necesidades del gobierno sino por las reglas del mercado, con la actual baja sustancial en los combustibles esto quedó demostrado.
Lo que no hemos visto que se haya mejorado o encaminado al menos, es la gestión departamental, continuamos con un Intendente ausente y que además solo busca la oportunidad y el momento para enfrentarse al Gobierno Nacional, por el simple hecho de poder llegar a las noticias nacionales y así continuar su carrera hacia el Senado de la República o vaya a saber dónde.
El Intendente Lima se olvida que, si no fuera por los recursos que llegan desde el Gobierno Nacional, no sería capaz ni de pagar los sueldos de sus empleados, porque con lo que recauda con recursos genuinos, según el último presupuesto, no le da ni para los sueldos.
Tampoco se pone a pensar que durante el año que terminó, gran parte de las tareas que le corresponde realizar con funcionarios de la Intendencia, lo hizo con trabajadores provenientes de dos programas nacionales, los “Jornales Solidarios” y el programa de MIDES “Accesos”. Veremos cómo se arregla estos meses que los mismos no estarán operativos.
Como decíamos, somos optimistas por naturaleza, y por esto es que volvemos a insistir que por el bien de los Salteños el Intendente se ponga las pilas y comience a gobernar en serio, la mano la tendremos tendida para cuando sean cosas buenas para el departamento.
Enfrentamos el año lleno de expectativas, esperanzas y compromiso, para que los cambios que aún faltan y son necesarios, lleguen. Tenemos algo que es clave para que estas cosas se concreten, un Gobierno Nacional serio, comprometido y justo. 2023, allá vamos.