viernes 27 de enero, 2023
  • 8 am

Una obra caótica y perenne

Tenemos en Salto una obra extraordinariamente útil, muy utilizada por peatones en sus paseos por la Costanera Sur. Es la senda obligatoria para niños, ancianos, inválidos en silla de ruedas, ciclistas en sus paseos por ambas costaneras. Se observan muchos niños en su ida diaria a las escuelas de plaza Treinta Tres, alumnos de UTU, Liceos y madres con sus niños chicos, a calle Uruguay y el centro. Provienen de los Algarrobos, Cien Manzanas, incluso del barrio Saladero. También de la Costanera Sur, donde ha crecido el número de habitantes.
Pero también tenemos el pasaje en un puente angosto con más de 40 años de su construcción, de vehículos de todo porte. Las máquinas de Vialidad del Municipio, camiones, transportes colectivos, bicicletas, motos, autos, y más.
Un Problema: no tiene veredas, más allá de un pequeño y fino escape de un peatón de la furia permanente de conductores de autos y motos, desplazadas a altas velocidades, con entrecruzamiento en plano puente de 12 metros de largo. Son dos angostas calzadas para ida y vuelta de los vehículos, o maquinarias de gran porte. Cruzan junto a peatones, e inválidos en sillas de ruedas y niños en sus cochecitos, que no caben en el pequeño borde. Se observa esto como muy peligroso.
Esto es caótico y muy peligroso. Se le ha advertido a los intendentes en los últimos veinte años del peligro. También a algunos funcionarios de obras.
Para la gente joven, les informamos, que fue un gran acierto su construcción, solucionando problemas de crecientes del río por sobre once metros. Es lo que tiene el puente curvo que sale abajo, desde calle Artigas. Este puente tiene 16,50 metros de altura. Se construyó por el Coronel Guillermo De Nava, en la época militar, como continuación de calle Rivera hacia la Costanera Sur. Como habitante de la Costanera, soy un observador pasivo, y muy asustado, por el inminente “crimen” que se pueda cometer por furiosos y ruidosos vehículos. Las normas de tránsito no se respetan. Una peatonal colgante soluciona bien.
Si alguien tiene contacto con jerarcas de la intendencia, que les avise o les lleve el diario. Amen…
Juan Manuel Bartaburu