miércoles 1 de febrero, 2023
  • 8 am

Gustavo Chiriff “Hemos podido reducir la cantidad de funcionarios, bajar el déficit anual y tener estabilidad económica”

Por Julio Aguirrezábal.

En un diálogo extenso Gustavo Chiriff realizó un balance de la gestión de la Intendencia durante el 2022 y enumeró las prioridades para el 2023. Sostuvo que la Intendencia logró disminuir el déficit anual e hizo crecer el déficit acumulado, logrando una economía mucho más estable. Criticó el rol de la OPP en Salto y la nula promoción que hace el Ministerio de Turismo para fomentar los centros termales. Chiriff reconoce que ha sido parte de un proceso de mejora de la Intendencia de Salto desde que Andrés Lima asumió como intendente y que su experiencia lo pone en el menú de candidatos para 2025 en forma natural.

 

– ¿Cómo están los números hoy en la Intendencia con esta administración que aumentó el déficit a 1.600 millones?

-Desde que asumimos sabíamos que el déficit acumulado iba a seguir creciendo año a año debido a que se había contraído una deuda a principio del período, en junio del 2015, que en ese momento era el fideicomiso total. Sabíamos que los intereses del pago de esa deuda se volcaban a un déficit, por lo tanto iba a haber un crecimiento. Asumimos con 800 millones de pesos de déficit que nos dejó Germán Coutinho, el cual fue creciendo tomando el punto más alto en el año 2017, pero a partir de ahí comenzó a disminuir, bajó el déficit anual y eso hizo que no crezca tanto el déficit acumulado. Hoy tenemos una economía mucho más estable, logramos equiparar los gastos con los ingresos, algo que en el momento que nosotros asumimos era muy difícil, nos costó mucho, si bien en el año 2018 ya teníamos más estabilidad, todavía teníamos algunas dificultades. Hoy podemos decir que la economía de la Intendencia está estable, no hay evidentemente un ahorro que podamos decir, que la Intendencia pueda realizar proyectos, porque todavía tenemos pagos de deudas, por lo tanto, seguimos manejando de forma muy delicada los números, aunque afirmamos que no tenemos sobresaltos para poder llegar a fin de mes pagando todas las obligaciones, obviamente, entre ellos, los sueldos de los empleados municipales.

-En una entrevista anterior hablamos que en este segundo período de gobierno se iba a trabajar en las calles.

-Se encaró con mucho más profundidad que en el primer período. Si Ud. recorre la ciudad verá que se nota como están las calles hoy. Se está trabajando en varios frentes, uno de ellos es a través de los proyectos del Fondo de Desarrollo del Interior (FDI), uno de ellos es la avenida Ramón J. Vinci (ex Apolón de Mirbeck), que tuvo una adecuación urbana que va desde Avenida Rodó hasta la costanera, y la otra es barrio Artigas. Después tenemos un proyecto que está en ejecución que es de mucho impacto desde el punto de vista de la mejora urbanística, que a veces no se nota. Por ejemplo: en barrio San José y zonas aledañas como barrio Independencia y Víctor Lima, se realizó un trabajo enorme, que tiene que ver con la canalización de pluviales y canalización de manantiales, que afectaba mucho a los residentes. Esta obra no es vistosa, sin embargo, es una obra millonaria que dio calidad de vida al barrio, es fundamental. Ahora se está haciendo algo similar en barrio Federico Moreira, Los Ingleses, Malvasio, Mi Tío, son obras que tienen otra modalidad, están los proyectos de desarrollo a través de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. Después tenemos otra línea de trabajo que son los que se hacen con recursos propios, realizamos trabajos en barrio Don Atilio, Minervine, Quiroga, Bello Horizonte, toda la zona de barrio Saladero, Barrio Uruguay, en donde realizamos pavimentación de las calles. Por otro lado tenemos la mejora de las calles de la zona céntrica en cemento, eso es un proyecto muy grande que continúa todavía, está en ejecución. No hay que olvidarse que también están los trabajos de caminería rural, son trabajos que se hacen en este período en conjunto con los municipios, en sentido de que nosotros como administración trabajamos con los municipios de tal forma que ellos puedan adquirir maquinaria para no estar dependiendo de la Intendencia, de esa forma se le da mayor independencia en la obra de los trabajos. Hoy con toda la maquinaria que adquirieron la mayoría de los municipios se manejan en la caminería rural con su propia maquinaria.

-Sin embargo, los productores rurales siguen quejándose de la caminería rural.

-Bueno, algunos inconvenientes hemos tenido, quizás las reparaciones que se hacen no duran en el tiempo por la cantidad de carga que hay, además, otro gran inconveniente es la lluvia, si bien ahora hace mucho que no llueve, pero cuando sucede, la carga sale a transitar igual, no respetan. Se ha fiscalizado eso, pero no tenemos la cantidad de gente como para estar en todos los caminos rurales a ver si los vehículos de grandes cargas salen a transitar. Se entiende que el productor tiene la carga de ganado y el frigorífico lo espera a determinada hora y tiene que salir, llueva o no llueva, pero eso hace que los caminos luego estén en pésimas condiciones.

– ¿Qué evaluación se hace en recolección?

-Es un sector que ha mejorado mucho, se nota y los indicadores lo confirman. Hemos hecho encuestas para saber cómo viene la gestión y si comparamos en el tiempo, recolección fue uno de los sectores que mayor satisfacción ha generado en la población salteña. En principio tiene que ver con una forma distinta de trabajar, se incorporó nueva maquinaria, hoy son 8 camiones recolectores cuando generalmente se trabajaba con 4, se incorporó el sistema de contenedores que comenzó el período pasado, pero actualmente se viene extendiendo, el centro está todo cubierto y vamos yendo a los barrios con más densidad de población, es un sistema que brinda la facilidad de poder sacar la basura a la hora que quiera, y por otro lado la limpieza de la ciudad. Sabíamos que, en la zona céntrica, entre los hurgadores y los perros, dejaban desparramada la basura, pero con los contenedores se solucionó. Entendemos que recolección está realizando un trabajo de calidad que viene en crecimiento, el barrido es otro elemento de recolección y se realiza de buena forma. Hay que reconocer que el programa de Oportunidad Laboral, más conocido como jornales solidarios, brindó una gran ayuda en el sentido de barrido, sobretodo en otoño.

-Eso es un trabajo a término.

-Es un trabajo a término que hoy no lo tenemos, se está trabajando para que en mayo vuelva a reiniciarse el programa con otro punto de finalidad, quizás desde el punto de vista financiero, es decir, mayor aporte de las intendencias, pero la idea es que tenga un período activo desde mayo a noviembre. Hay que reconocer que cerca de 600 jornaleros cambia mucho el trabajo y las cosas que se quieren realizar y que muchas veces por falta de capacidad no se concretan.

– ¿Cómo está el rubro 0?

-Lo seguimos manteniendo controlado. Nosotros bajamos el gasto, y bajamos el rubro 0 en cuanto a lo que se pagaba, por una modalidad que implementamos cuando yo estaba en Hacienda, donde no se reponían la misma cantidad de funcionarios que se iban de la Intendencia, ya sea por jubilación, fallecimiento, desafectación, etc.

– ¿En qué relación reponen funcionarios?

-Alrededor de 5 a 1, se van cinco e ingresa uno. Hoy nuestra cantidad de funcionarios, con la última liquidación de diciembre, son 1.649; cuando nosotros asumimos en 2015 eran 1.937 funcionarios. Se cumplió una planificación de reducción de personal, distribuyéndolos también para que no se resintieran los servicios, que hizo que el peso del pago del rubro 0 bajara, pero sucede que cuando uno lo compara con el gasto, el gasto bajó, el rubro 0 también, pero no en la misma proporción, en realidad después cuando se compara en porcentajes, se nota que el rubro 0 está más alto que hace algunos años, porque bajó el gasto. Son cosas relativas que hay que tener en cuenta, el rubro 0 andará más o menos, en esta rendición de cuentas de 2022, estará en 65 % aproximadamente.

 

En el final del gobierno de

Germán Coutinho los baños en Daymán

parecían de recintos penitenciarios”

 

-Hablemos del turismo. En su columna semanal en CAMBIO, Cecilia Eguiluz habla de un estancamiento en turismo, y critica el cambio de nombre de Destino Termas a Corredor de los pájaros pintados e irónicamente dice que la gente no viene a Salto a ver pájaros. Sin embargo, uno lee la información de la Intendencia y se habla de un crecimiento.

-El proceso del “Corredor de los pájaros pintados” empezó antes del 2015, alrededor del 2012, comenzó en un programa que el Ministerio de Turismo empezó a auspiciar que era la descentralización. Hay que recordar que nosotros acá en esos años teníamos un representante del Ministerio de Turismo que trabajaba en territorio, viendo las potencialidades de cada lugar, y se proponía una oferta turística que no sea monopólica, en este caso, solo Termas, sino que se pudiera promocionar otras cosas. Además, propiciar el desarrollo de los pueblos a lo largo del Litoral, Nuevo Berlín, Villa Soriano, Santa Catalina, Belén, Constitución, Bella Unión…

-…Un desafío difícil, por no decir imposible.

-Es difícil involucrar a la población local, era lo más difícil, por las modalidades que hay de trabajo. En Belén se llevó todo un proceso de formar guías turísticos, había canoas, bicicletas, paseos a caballos, y eso fue difícil sostenerlo porque en realidad tampoco hay una fuerte promoción que permita conocerla. Venimos creciendo desde el punto de partida de la pandemia, hoy es muy difícil competir con la oferta turística de Argentina, similar desde el punto de vista termal, pero en ese paquete de alojamiento, gastronomía, transporte y compras, 4 patas que son las decisivas, hoy no competimos.

-Los centros termales argentinos, en especial Federación, hace mucho tiempo nos han superado

-Nuestra administración tomó en el 2015 la Intendencia y una de nuestras mayores preocupaciones eran los centros termales, que estaban en un estado crítico, particularmente Termas del Daymán, que es la cual da más derrame desde el punto de vista de consumo, hay casi 50 hoteles, alojamientos, cabañas, diferentes hospedajes, que el centro termal de Daymán es el que los nutre. Lo primero que pensamos fue en mejorar la oferta de Termas del Daymán en calidad, y hubo una inversión muy grande que fue de la Intendencia de Salto en 80 %, y el resto Ministerio de Turismo y Ministerio de Transporte, donde se hizo a nuevo todos los baños y duchas, había que verlos antes de la intervención, parecían baños de un recinto penitenciario, una cosa desastrosa, se caían los azulejos y no los reponían. Estamos hablando del período que estuvo Germán Coutinho. También hay que recordar que estuvieron cerradas las termas por el conflicto de los funcionarios municipales, eso dañó mucho el destino, fue una herencia desastrosa. Recuperamos cuatro baterías de baños, vestuarios y duchas, se hizo una piscina nueva para niños, se puso accesibilidad en otras piscinas, el nuevo ingreso de Termas del Daymán, una nueva batería de baños y vestuarios al fondo, se adecuó todo el predio, se mejoró el manejo de agua en piscinas y mucho más. Hay toda una inversión muy grande dentro de Termas del Daymán que, si no se hacía, no competíamos.

– ¿Cuál es la idea o las intenciones con termas de Arapey?

En Termas del Arapey es donde cuesta más la inversión, porque hay que invertir en alojamiento e infraestructura, y yo particularmente lo vengo diciendo, porque la Intendencia no tiene la capacidad, que inversores pongan un atractivo nuevo, por ejemplo, un parque acuático para darle otra dinámica, porque es un destino que si bien está dentro de lo que nosotros cuando estudiamos turismo le decimos meseta, pueda llegar a caer si no hay nuevas incorporaciones. Creo que el turismo en Salto tiene que tener una atención distinta. Se criticó el Corredor de los Pájaros Pintados por el Gobierno entrante, Germán Cardoso fue el que descabezó el Corredor de los Pájaros Pintados y se habló de Destino Termas. ¿Cuánto hay de promoción del Ministerio de Turismo sobre el Destino Termas? No hay nada. Con la Comisión de Turismo del Centro Comercial me reuní y les hice saber que venía siguiendo en Facebook la página del Ministerio de Turismo, y en plenas vacaciones de julio, durante 10 días, no hubo una sola publicidad de Termas, ninguna. Entonces, ¿de qué estamos hablando cuando se dice que hay que promocionar el Destino Termas? Entiendo que la intendencia tiene una parte importante, pero el Ministerio de Turismo juega un rol fundamental, y no lo está jugando.

 

El anticomunismo existió

siempre y eso no nos asusta. Sí nos

preocupa que no se conozca la historia”

 

-Entrando en temas políticos. Antes del plebiscito de la Ley de Urgente Consideración, salió un aviso en la tapa de CAMBIO, concretamente contra el Partido Comunista. Siendo Ud. referente del Partido Comunista en Salto. ¿Cómo le cayó eso?

-Toda la vida fui comunista, y toda la vida he vivido el anticomunismo, que existe y más en Salto, con una sociedad muy elitista, que tiene una conformación social de hacendado. El anticomunismo está latente, y cuando aparecen este tipo de avisos no nos asusta, pero nos preocupa que después de tantos años se hable del cuco de la Unión Soviética, o de Cuba, o la China de Mao. Todo ese tipo de cosas nos hace pensar que la sociedad o algunos elementos de la sociedad, no procesó la historia. Cuando nos hablan de Cuba, China, Unión Soviética, nosotros les decimos que somos el Partido Comunista de Uruguay, en donde tenemos base fundamental artiguista, no tenemos base fundamental en Stalin o Mao. La base ideológica del marxismo está, pero adaptada al Uruguay. Hay que leer la historia.

-Usted es candidato por naturaleza, tanto para la diputación como para la Intendencia. ¿Va a pesar en eso su calidad de comunista?

-Creo que sí por el tipo de sociedad en el que vivimos, que recién se lo comenté.

-Debe haber pocos políticos en Salto con tanta experiencia dentro de una Intendencia como la tiene usted. Director de Turismo, Director de Hacienda, Secretario General, Intendente interino, pero como Secretario General carga con todo lo que tiene que ver con ser intendente.

-A uno a veces le cuesta decirlo, porque no soy arrogante, pero fuimos una herramienta muy importante en lo que es hoy la Intendencia. Ingresamos en el 2015 con un caos enorme que nos dejó Coutinho, y hoy la Intendencia está mucho mejor, jugamos un rol fundamental desde el punto de vista de la estabilidad económica, pero también en todo lo que tiene que ver con relacionamiento, organización Y fue un comunista el que lo hizo, eso pesa en la sociedad, porque… ¿cómo un comunista puede hacer eso? El barbudo de termo y mate, que lo ven pintando un muro, ese era el aspecto del comunista, y ahora que un comunista esté en la Intendencia organizando, gestionando, y lleve adelante una administración, pega fuerte en muchos. Pesa en muchos ámbitos, me pasaba como docente de matemática, cuando daba clases particulares, había padres que se enteraban que yo era comunista y de un día para el otro sus hijos no iban más. Yo no los iba a adoctrinar, no le iba a decir nada, solamente les estaba enseñando matemática. Los mismos jóvenes que me encontraban luego, yo les preguntaba qué había pasado que no había ido más, y la respuesta era que su padre se había enterado que yo era comunista y de izquierda, por eso no acudieron más. Esas cosas tiene nuestra sociedad, por eso pesa como candidato ser comunista.

-Otra contra puede ser que el comunista es el que sale a trancar con la plancha hacia adelante contra el Gobierno de turno. Desde el comunismo el Frente Amplio, que pidió una reunión con la coalición para bajar un cambio y lo que hizo fue aumentar un cambio.

-Nosotros hemos tenido salidas de esa forma igual en el primer gobierno de Tabaré Vázquez, salimos a trancar, cuando se estaba por firmar el TLC con Estados Unidos. El primero que salió a trancar fue el Partido Comunista, cuando se quiso imponer en algunas cuestiones el tema de educación. Fuimos sancionados por el Frente Amplio por no votar una reforma en la ley educativa, y asumimos, porque nosotros nos paramos ideológicamente y no transamos en principios fundamentales. En la parte económica, en los propios gobiernos del Frente Amplio hicimos muchos cuestionamientos, decíamos que estábamos en un gobierno en disputa, por diferencias en las cuales discutíamos en políticas económicas. Cuando se hablaba de la distribución de la riqueza, ahí teníamos enormes discusiones. Quizás si la hubiéramos distribuido en el sentido que nosotros planteábamos, no sé si habría las realidades que hay hoy. Somos críticos que, en 15 años de gobierno del Frente Amplio, algunas situaciones fueron difíciles de resolver.

-Lucía Topolansky dijo que, si en la segunda vuelta ganaba Lacalle, en su gobierno iba a darse una explosión social. No sabía si el gobierno de Lacalle iba a ser bueno o malo, pero aseguraba una explosión social. Ahora está todo tranquilo, pero hubo una explosión social.

-Topolanksy creo que hizo una lectura a futuro del programa de gobierno del Partido Nacional y lo que es el perfil de esta coalición, que evidentemente iba a seguir un trayecto de política económica neoliberal, eso no había dudas. ¿Dónde están los ajustes? Generalmente van a los trabajadores, entonces eso se veía venir. No es que fue adivina Lucía, hizo una lectura como lo hicimos muchos, con el programa de gobierno y sus modalidades.

– ¿No fue una amenaza?

-Para mí no, fue simplemente plantear como iba a ser la situación. Lo de las ollas populares hoy en día, no existe una organización en contra del gobierno, pero si hay una enorme cantidad de gente que rechaza la política de gobierno en ese sentido. Hay una disconformidad muy grande de la gente.

-El Frente Amplio no está defendiendo a los comités que se quedaron con insumos de las ollas populares en Montevideo. ¿Lo asumen?

-A veces por algo en particular se generaliza. Nosotros tenemos la experiencia del colectivo de ollas y merenderos de Salto donde la Intendencia destina 250.000 mil pesos mensuales, supervisamos eso, rinden cuentas de esos 250.000 pesos todos los meses porque sin esa rendición no se brinda el próximo mes el dinero, hay que explicar de dónde viene todo lo que se compra, cómo se distribuye, y la gente no se niega.

-En Montevideo se negaron a dar esa información.

-No tenemos la información de quiénes van a comer, lo que tenemos es cuántos van a comer, detallado por cada olla.

– ¿Lo fiscalizan?

-Sí, claro. Con el colectivo de Ollas y Merenderos no solamente colaboramos con dinero, también apoyamos, participamos, adecuamos los lugares, planchadas de hormigón en donde cocinan, se les puso techo en algunos merenderos. Hay apoyo grande por la situación que se está viviendo. Por primera vez en Salto hay un comedor municipal en donde se atienden aproximadamente 1200 personas por día, distribuido en 5 lugares. Muchas de estas personas, según informes de técnicos en desarrollo social, es la única comida que reciben en el día. Hay situaciones realmente extremas, pero bueno, nosotros no somos agitadores, pero estamos diciendo que hay una situación que en algún momento puede explotar por otro lado, está latente en los barrios, hay problemas de empleo.

 

¿Cuánto hacen los representantes

de la OPP en Salto por el

desarrollo del departamento?

 

– ¿Cómo se maneja el tema de las inversiones?

-Germán Coutinho dice que la Intendencia no atrae inversores, ahora bien, el Gobierno Nacional que en realidad es el responsable de poder facilitar mucho más que la Intendencia, no lo hace. Sin embargo, la Intendencia mueve contactos. El otro día me reuní con gente de China que quieren hacer una planta de secado y extracción de aceite de cannabis, buscando invertir en Salto porque hay muchas plantaciones. Entonces, ¿qué puede facilitar la Intendencia? Lo que podemos hacer es en el Parque Agroindustrial, darle un comodato en terreno para que se puedan instalar, eso es lo que podemos hacer. Ahora, después todo lo que tiene que ver con impuestos, eso no compete a la Intendencia, nosotros convivimos en un lugar al norte en donde es difícil tener las ventajas competitivas que tiene el sur, transporte, logística, aeropuerto, eso no tenemos acá, y a la hora de sentarse a hablar con inversores, nos dicen eso, que quieren invertir, pero los costos son enormes.

-El Gobierno Nacional tiene un vocero en Salto, Carlos Albisu, quien podría tener participación en eso.

-Sí, es uno de ellos, pero no hay que olvidar que hay representantes en Salto del Gobierno Nacional, de la OPP. Hay una Oficina de Planeamiento y Presupuesto en Salto, ¿y cuánto hace esa oficina para el desarrollo del departamento? No hace nada.

– ¿Me quiere decir que Albisu hace más que la oficina de OPP?

-Seguramente. Albisu hace más puntualmente, cosas puntuales.

– ¿No es el momento de aprovechar eso?

-Ya lo hemos hecho, no es que no podamos, sí, podemos. Cuando surge la propuesta de lo que ellos llaman el Hub Logístico, con el Puerto de Barcazas, Puerto Seco y Depósito Aduanero, se sentaron a dialogar con nosotros porque había cuestiones que tenía que resolver la Intendencia, entre ellos, una autorización para la construcción con todos los permisos que tienen que existir del Puerto de Barcazas. Lo mismo el Depósito Aduanero, tenía que tener permisos y facilitamos todo eso, siempre dentro de la normativa existente. Hay un relacionamiento entre ellos y nosotros, pero tenemos que ir en conjunto buscando soluciones, no es fácil, la inversión extranjera no es fácil para el norte de Uruguay.