viernes 27 de enero, 2023
  • 8 am

Emiten consejos para evitar bacteria que provoca botulismo con mayor presencia en conservas

Se trata de una bacteria que se encuentra presente en el suelo y en el agua, resiste las altas temperaturas y se desarrolla en ausencia de oxígeno, como ocurre principalmente en conservas. Los alimentos más sensibles a ser expuestos a la bacteria son aquellos envasados y esterilizados por técnicas deficientes: principalmente de origen vegetal –como morrones, espárragos, palmitos, aceites saborizados– y también productos de origen animal –como los embutidos secos–. También se deben considerar los mixtos, con mezcla de origen vegetal y animal, generalmente preparados como escabeches que permite el desarrollo y producción de toxinas del bacilo C. Botilinum.
CONSUMO DE
CONSERVAS
Las autoridades sanitarias recuerdan que al momento del consumo de conservas, las personas deben optar por un producto elaborado que cuente con todas las aprobaciones de las autoridades correspondientes. Particularmente, el botulismo se clasifica como intoxicación, ya que la toxina botulínica es la que causa la enfermedad cuando una persona ingiere alimentos contaminados con la misma. En general, los alimentos implicados en brotes de la enfermedad tienen nutrientes suficientes para permitir el desarrollo del Clostridium botulinum; como esta bacteria es un habitante normal de la tierra está diseminada ampliamente en la naturaleza y cuenta con factores de resistencia que hacen que el microorganismo sea muy resistente a las altas temperaturas, la baja humedad, al secado e incluso a tratamientos de conservación que otras bacterias no resistirían.