jueves 30 de mayo, 2024
  • 8 am

Giuliana y su hijo Mateo murieron apuñalados: familiar que vivía con ellos fue detenido

La fiscal Cecilia Irigoyen y la policía sanducera trabajaron en las últimas horas en el esclarecimiento del crimen de Giuliana Lara (27) y su hijo Mateo Miños (8), cuyos cadáveres fueron localizados este viernes en un descampado al sur de Paysandú. Tal como informáramos, madre e hijo habían desaparecido en la noche del lunes, y no se volvió a saber de ellos hasta el desdichado hallazgo antes referido. El padre de la joven radicó la denuncia de la desaparición el martes, y entonces comenzaron las investigaciones. Desde ese momento el principal sospechoso fue el hermano de Giuliana, quien convivía con ella y fue visto a bordo de la moto de la mujer, horas después de su desaparición. Posteriormente se lo localizó en Salto, donde trabaja, y se le notificó que debía presentarse a declarar en Paysandú, cosa que no hizo. Luego, la moto en cuestión fue encontrada en el estacionamiento de Salto Shopping. Le habían quitado la matrícula y el celular del hombre estaba en el compartimento debajo del baúl. Así las cosas, el jueves el sujeto fue detenido y conducido a declarar, pero quedó en libertad luego del interrogatorio. Ahora, según informa el noticiero Telemundo invocando fuentes del caso, el hermano y tío de las victimas fue detenido nuevamente. De acuerdo con el citado informe, las imágenes de las cámaras de vigilancia lo sitúan en el lugar donde se encontraron los cuerpos. El informe detalla que el detenido posee antecedentes penales por cohecho.
DIJO QUE SE LE MURIERON UNOS PERROS
CAMBIO indagó acerca del caso con fuentes confiables del departamento de Paysandú, donde pudo acceder a informaciones que fueron determinantes para que la Policía pueda conocer dónde estaban los cuerpos de Giuliana y Mateo, que fueron asesinados por el hermano de Giuliana, y tío de Mateo. La policía los buscó con perros de la unidad K9, y drones. Hoy sábado a las 17 horas será la audiencia de formalización del asesino, para imputarle los delitos, los cuales no fueron dados a conocer por la Fiscal del caso. Un hombre que trabaja como ladrillero en la zona donde encontraron los cuerpos de Giuliana y Mateo, brindó uno de los testimonios más importantes para ubicar los cuerpos. Mediante las publicaciones de distintos medios de comunicación y la Policía, sobre la búsqueda intensa de Giuliana y su hijo, este ladrillero reconoció al hermano de Giuliana por las fotos y su vestimenta, dijo haberlo visto en la zona donde encontraron los cuerpos tirando algo envuelto en bolsas, y le preguntó qué era lo que hacía enterrando esas bolsas, a lo que el asesino respondió “se me murieron mis perros y vine a enterrarlos”. El ladrillero se presentó en una dependencia policial y aportó estos datos.
REACCIÓN DE LA SOCIEDAD
La población del departamento de Paysandú se manifestó luego de haber conocido la triste noticia. La intendencia de Paysandú, si bien no decretó duelo, dispuso suspender todos los eventos, espectáculos, como la elección de la reina del Carnaval que iba a ser llevado adelante ayer por la noche, el desfile del Carnaval del domingo se suspendió, y otras instancias. Juventud Unida, el equipo de Baby Fútbol donde jugaba Mateo, convocaron a todos los equipos de Baby Fútbol para que acompañen una manifestación y marcha a la hora 20:00 de ayer, donde también participaron colectivos trans, lesbianas y no binaries, el intendente en ejercicio. Marcharon desde el Juzgado, ubicado en 18 de Julio y Zorrilla, marchando por 18 de Julio hasta calle Montevideo, llegaron a Jefatura y realizaron otra manifestación, y luego subieron hasta la Comisaria Primera donde está alojado el homicida, y se manifestaron en el lugar.