miércoles 19 de junio, 2024
  • 8 am

Diego Volpi ya fue operado luego de haber sido brutalmente agredido en un partido de fútbol 5 con amigos

Por Andrés Ferreira.
Leticia Rodríguez, madre de Diego Volpi, estuvo en CAMBIO para revelar qué sucedió con su hijo, el joven que el pasado 11 de febrero fue a jugar un partido de fútbol 5 con sus amigos en una cancha que alquilaron y se encuentra ubicada en barrio Cerro, donde sufrió una brutal agresión que lo dejó inconsciente.
-¿Qué sucedió?
-Alrededor de las seis de la tarde me avisó que se iba a jugar fútbol y que lo espere para cenar, como cualquier día normal, él juega muy seguido al fútbol con sus amigos, alquilan canchas y juegan una hora, y luego vuelve a casa. Lo esperaba como todos los días y cuando casi eran las 10 de la noche, me llama diciéndome que se había complicado y estaba en emergencias, me pasó una foto y tenía la nariz lastimada. Más tarde me dice que está fracturada su nariz y mandíbula, me fui rápido con mi otro hijo, o sea su hermano, a verlo. Nunca imaginamos la gravedad del caso, cuando llegamos, Diego estaba con un amigo que había ido a jugar con él, que lo acompañó desde el momento de la agresión hasta ese momento en emergencias.
-¿Cuál fue el motivo de la agresión?
-Diego no se acuerda de la patada que le dieron, quedó inconsciente y perdió la memoria, se enteró que fue una patada porque su amigo se lo contó. Según lo que relató su amigo, estaban jugando y Diego tuvo un tipo de jugada fuerte, con roses, y este otro chico reaccionó dándole un golpe de puño en la cara y cuando Diego cae, le dio una patada como si fuera una pelota de fútbol, con una fuerza que lo dejó inconsciente, incluso hubo personas que se asustaron y se fueron de la cancha pensando que estaba muerto.
-¿Nadie lo pudo defender?
-Cuentan que todo fue muy rápido, pero después de la patada si no fuera por los demás jugadores que estaban dentro de la cancha, afirman que Diego seguiría siendo agredido, y en ese caso no sé qué hubiera pasado. Su amigo lo esperó, Diego reaccionó y se lavó la cara él solo, subió a su moto y llegó a emergencias para que lo atiendan. Yo lo que me pregunto es si en las canchas de fútbol 5 que cualquiera puede alquilar una hora e ir a jugar con sus amigos, no hay nadie que este supervisando el partido para que no se descontrole, que tenga un botiquín por si alguien se lesiona para prestar asistencia, que llamen a los prestadores de salud si sucede algo, porque esta vez fue por agresión, pero si alguien se lesiona o lastima parece que se tiene que brindar asistencia por su cuenta, nadie de la cancha fue capaz de arrimarse y aunque sea brindarle un botiquín, llamar a una ambulancia, nada.
-¿Hizo la denuncia?
-Sí, al otro día cuando pude pensar mejor, me dirigí hacia la Policía y realicé la denuncia. Fueron a ver a Diego, constataron sus lesiones, él pudo hablar algo y contar qué sucedió. La Policía ya está en conocimiento quién es el jugador que agredió a Diego, es menor de edad, juega en un reconocido club de Montevideo y es salteño. Luego de agredirlo, pasó todo el fin de semana disfrutando como si no hubiera ocurrido nada, en sus redes sociales subió fotos divirtiéndose, planeando salir, y nunca se preocupó por lo que hizo. Incluso yo indignada, publiqué un escrito en mis redes sociales de lo sucedido, y él en sus redes sociales hizo lo mismo justificándose, dijo que lo había hecho porque recibió agresiones de parte de mi hijo. Tampoco su familia se comunicó conmigo, nada. Creo que el caso ya se conoce en todo Salto y en el país, seguramente su familia está en conocimiento, creo que hubieran podido enviar un mensaje para preguntar por la salud de Diego, pero nadie lo hizo”.