lunes 15 de julio, 2024
  • 8 am

Hay 10 mil adictos a pasta base, la mayoría no terminó el liceo y 1 de cada 10 tiene VIH

En Uruguay hay unos 10.000 adictos a la pasta base, según estimaciones a partir del último estudio del Observatorio Uruguayo de Drogas que se llevó a cabo en 2019 y publicó El País. Estos adictos son los que generan un mayor problema en la sociedad dado que están asociados a diversas vulnerabilidades.
DATOS DE LA CRUDA REALIDAD
Las investigaciones muestran que, en promedio, el consumo comienza a los 22 años de edad, siete de cada 10 personas adictas no terminaron el ciclo básico de Secundaria, la mitad vive en la calle o en un refugio y la misma cantidad estuvo presa alguna vez. Además, uno de cada 10 tiene VIH, un registro muy superior al promedio en la población uruguaya que se ubica en el 0,5%.
PIDEN AYUDA
Uno de los datos más reveladores del estudio sobre los llamados “pastabaseros” es que la mayoría de ellos sí piden ayuda. Se derribó el mito de que es muy difícil convencer a estos adictos para que realicen un tratamiento de rehabilitación y se demostró todo lo contrario: los adictos a la pasta base son los primeros -a diferencia de alcohólicos o cocainómanos, así como otros adictos- que solicitan ayuda.
El 73% de los usuarios consultados en el marco de la investigación habían concurrido a un tratamiento de forma voluntaria, es decir que la mayoría son conscientes del daño que les produce la adicción. Y entre quienes nunca estuvieron bajo tratamiento, un 40% dijo que en algún momento creyó necesitar uno.
ALCOHOL, COCAÍNA Y MARIHUANA
Por otra parte, también existe un registro estimativo de cuántos adictos existen a otras drogas. La última Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas en Población General, que se realizó en 2018, arrojó que 327.000 personas tienen un consumo problemático de alcohol, unas 15.000 lo tienen a la cocaína (43% de quienes consumen) y unas 41.000 personas tienen dependencia severa a la marihuana.