jueves 20 de junio, 2024
  • 8 am

“En María Auxiliadora educamos a través del amor, el diálogo y los valores como nos enseñó Don Bosco”

Por Melisa Ferradini
Laura Delgue es Maestra. Tiene 46 años. Vivió toda su niñez en la zona del Cerro junto a sus abuelos Nelson y Daisy y su hermana Helen. Concurrió al Jardín Nº103 y a la Escuela Nº5. La secundaria la cursó en el Liceo No.2 Antonio Grompone. Más tarde realizó la carrera de Magisterio en el Instituto de Formación Docente donde obtuvo su título. Ha formado su familia junto a su esposo Fabricio y sus hijos; Facundo y Joaquín. Actualmente dirige el Colegio Ma. Auxiliadora, una institución educativa que acaba de cumplir 100 años con principios fundamentales en Don Bosco y Madre María Mazzarello. En esta entrevista con CAMBIO, Laura nos relata la importante misión que tiene junto a un grupo humano de trabajo de dirigir un colegio católico con un importante arraigo social de principios y valores en nuestra comunidad.
-¿Cómo fue que llegó a este rol tan importante de ser directora del Colegio Ma. Auxiliadora?
– Soy docente hace 20 años de nivel inicial en educación primaria. Comencé a trabajar en el Colegio en el año 2012. Primero como maestra después en la secretaria y cuando Sandra Acosta que era la directora en ese momento estaba pensando en la jubilación hablo conmigo y me dijo que le gustaría que me hiciera cargo de la dirección. Luego me convenció diciéndome de mi experiencia como secretaria y de mi conocimiento de haber trabajado junto a ella. Me fui preparando, viajé a Montevideo y realicé varios cursos que me envió el Colegio. En el año 2018 realicé un diplomado en gestión en la Universidad Católica del Uruguay.
-¿Cómo se siente al estar en contacto con los niños?
-Siempre me ha gustado trabajar con niños chicos. Pero ahora al cruzarme todos los días con niños de diferentes niveles me gusta. A mí me gusta hablar mucho con ellos. Cuando vienen 2 niños que se pelearon tratar de dialogar eso para mí es fundamental. Me gusta el relacionamiento con los alumnos y mantener siempre el diálogo. Este Colegio se caracteriza por ser un Colegio de puertas abiertas. Siempre les digo a las familias que las puertas de la dirección están abiertas. Una idea que me ha transmitido Don Bosco hablar, dialogar, conversar con los alumnos.
-¿Qué tipo de estrategias metodológicas utiliza en su trabajo?
-Nosotras acá estamos regidos por la Inspección de Educación Primaria. Tenemos la visita de los Inspectores pero la metodología que utilizamos es esa. Educar a través del amor y del diálogo como decía Don Bosco. Los valores son fundamentales y tratamos que no se pierdan. Tenemos niños con diferentes diagnósticos y están todos incluidos. Es un trabajo personalizado al tener pocos alumnos por clase. Desde el año pasado incorporamos el área maternal, niños de bebé hasta 1 año. La metodología de trabajo que usamos es educar con amor y respeto y con todo lo que indica el programa de manera que ellos se sientan interesados. La centralidad es el niño.

“Hay mucho trabajo con los valores y el ejemplo, siempre buscamos la reflexión del estudiante”

-¿A qué retos se encuentra el colegio en el futuro?
-Desde que se formó la cooperativa tratamos de salir adelante y de seguir creciendo espiritualmente y desde lo laboral.
Es un trabajo de mucha gente que depende de este Colegio. Los retos que vemos en el futuro es seguir, estar abiertos a la comunidad, que nos conozcan y tener alumnos. Es seguir educando que es una nuestra vocación, seguir siendo una fuente de trabajo para muchas personas y seguir por el camino de Don Bosco y Madre Mazzarello. Nuestro fuerte es que es un Colegio muy familiar.
-¿Cómo se fortalecen las relaciones del equipo de trabajo responsable con los alumnos en las actividades educativas?
-El equipo de trabajo es un grupo humano comprometido. Desde la educadoras, las auxiliares de servicio, docentes, administrativos y la dirección. Tratamos de que los alumnos nunca estén solos en los espacios. Cuando se retiran y nos los vienen a buscar enseguida ellos quedan dentro, nunca afuera esperando. La cercanía, el hablar, el escucharlos, etc. En la parte pedagógica prepararse con todas sus fortalezas. Somos un equipo que trabajamos muy unidos, entonces los proyectos o lo que se vaya a trabajar lo realizamos en equipo. Es una gestión colaborativa.
-¿Qué herramientas utiliza el colegio católico para enfrentar los desafíos de la educación?
-Hay mucho trabajo con los valores y con el ejemplo. Desde cuando llegamos y saludamos y decimos “buen día”, etc. Cuando ingresan los alumnos todos los días tienen un ratito de los “buenos días” en la capilla. A través de un breve cuento, una canción. Es el momento que estamos todos reunidos que se conversa lo del día. Es un encuentro diario para después afrontar la jornada. Uno sale de ahí fortalecido con una enseñanza con algo a reflexionar.
-Este año se celebró el centenario del colegio donde a lo largo de tantos años han pasado muchas generaciones. ¿Qué actividades se han desarrollado manteniendo el espíritu de Don Bosco y Hna. Ma. Mazzarello?
-Nosotros desde el año pasado comenzamos a trabajar en el proyecto de los 100 años del Colegio. Nos propusimos trabajar más la parte de los 100 años. Estas generaciones no han conocido a las hermanas. Entonces se hizo el proyecto de volver a la historia. A través de fotos, a través de diferentes documentos para que ellos fueran conociendo como fue la historia. Desde los más chiquitos con imágenes, con fotos hasta donde podíamos llegar. Los más grandes realizando investigación, haciendo entrevistas a ex alumnos y a las hermanas. Lo que significa que una institución educativa cumpla 100 años y lo que significa ser parte de la misma. Ellos vieron que sus abuelos concurrían, entonces hacerlos a ellos partícipe también de esa historia. El año pasado realizamos el festival de fin de curso sobre los 100 años. La profesora de danza Marina Píriz buscó a través de fotos y documentos y realizó un cuento, una historia desde los comienzos desde que estaban las hermanas hasta la actualidad. A través de diferentes bailes, diferentes momentos, representaciones. Estuvo hermoso se fue viendo partes de la historia y de los grandes momentos del Colegio en sus 100 años.


El equipo de trabajo en el Colegio