jueves 20 de junio, 2024
  • 8 am

Exhortan acompañar el Plan de Desratización con limpieza de predios para eliminar las madrigueras

Por Alexander Ruppel
Días pasados informamos sobre el Programa de Desratización impulsado por la Intendencia de Salto, a través de una licitación pública que ganó una empresa encargada del combate de plagas, en este caso la ganadora de dicha licitación fue la empresa Insect. CAMBIO dialogó con el Ingeniero Agrónomo Joaquín Azanza, asesor técnico de Insect, quien detalló que tipo de trabajos se realizarán y la problemática que traen consigo la presencia de roedores.
ARROYOS SON REFUGIOS
“La problemática de roedores en Salto es algo general de los diferentes barrios, en algunos más que otros dependiendo de las características agro-ecológicas de cada lugar, lugares por ejemplo donde puedan existir más sitios de refugio, una cañada, un arroyo que cruce. Los cauces del Sauzal y el Ceibal suelen ser refugios de madrigueras, los sitios baldíos, lugares con basurales. Lo que nosotros intentamos con el programa de control de roedores es transmitir a la población la importancia de trabajar en conjunto y atacar el problema de los roedores desde la higiene y el ordenamiento primero que nada. El vecino tiene que entender que no existe el veneno mágico que colocándolo se van a morir todos los roedores del barrio. Tiene que empezar por la limpieza de los fondos y de su entorno. La intención es en definitiva que los vecinos empiezan por su casa haciendo tres cosas fundamentales”, dijo en primera instancia.
MINIMIZAR OFERTA DE ALIMENTOS A ROEDORES
“Es importante además minimizar la oferta de alimentos a roedores, no dejar comida para los perros, gatos o mascotas, lo que pueda estar sobrando, no dejar bolsas de raciones abiertas y disponibles para roedores. La basura sacarla a diario. El segundo punto es minimizar la oferta de refugio, no tener desorden, sitios donde los roedores se puedan alojar, tener pasto corto, no tener malezas en el fondo. La oferta de agua también es importante para evitar la presencia de roedores, consiste en que no existan pérdidas de agua, los sistemas de desagüe deberían estar lo más prolijo posible para que no sea oferta para roedores. A partir de ahí se va ganando gran parte de la batalla. Además por el programa que tenemos con la Intendencia entregamos raticida de acuerdo a la problemática que tenga cada vecino”, añadió.
EVITAR ENFERMEDADES
Azanza expresó que es importante realizar este programa para evitar posibles enfermedades transmitidas por roedores. “En Salto no se han detectado presencia de enfermedades de presencia de roedores. No hemos tenido muertes en los últimos años de leptospirosis o hantavirus, son enfermedades transmitidas por roedores de baja incidencia en mortandad. Estamos tratando de evitar que eso suceda y es un poco mejorar la calidad de vida de los salteños de no convivir con roedores. No esperar que exista un foco para actuar en consecuencia. Que la Intendencia tenga implementado un plan que funciona de forma permanente es interesante porque si un día llega a surgir un foco de leptospirosis o hantavirus, simplemente atacamos en consecuencia ese barrio y ya está en funcionamiento el programa. Diferente sería si el programa no existiera y existe un caso y se tiene que salir a implementarlo. Lo que pretendemos con este programa es que las comisiones barriales y referentes de barrio se arrimen con un listado de los vecinos que estén interesados, de manera tal que vamos a las casas de aquellos que se interesaron. Es un programa voluntario y gratuito.