martes 6 de junio, 2023
  • 8 am

Grave: denuncian venta de carne extraída del vertedero y el consumo de alimentos vencidos

Por Andrés Torterola
Los vecinos unidos del Barrio Hipódromo de Salto le entregaron al Ministro de Ambiente, Robert Bouvier, una misiva donde le hicieron conocer la realidad en la que conviven a diario con el vertedero a cielo abierto. El vertedero tiene una antigüedad de 33 años y se encuentra en un inmueble de 100 hectáreas, allí se vierten a diario aproximadamente 150 y 170 toneladas de basura. Existen tres cooperativas trabajando en el lugar; La Gaviota, Los Horneros y El Sacrificio, su función es juntar, acopiar cartón y plástico, lo prensan y venden a Montevideo. Solamente una empresa utiliza dentro del predio un galpón que se construyó porque en algún momento se pensó en realizar trabajos de reciclaje en el lugar. En la actualidad los vecinos deben soportar malos olores, quemas intencionales que ocurren reiteradamente y tiene como objetivo reducir la cantidad de residuos.
GRAN CANTIDAD DE ROEDORES
En cuanto a la maquinaria los vecinos indicaron que solamente existe un buldócer adquirido por la intendencia para mover grandes volúmenes de residuos, luego las retroexcavadoras también propiedad de la comuna son utilizadas se encargan de enterrar la basura. Los vecinos explicaron que no hubo estudio del predio, tampoco de los impactos que tendría, no hubo proyectos ni se elaboró un plan para que el vertedero funcionara decorosamente. A esta difícil situación se le suma la presencia en el lugar de una importante cantidad de mascotas, roedores, perros sin dueños, caballos que se alimentan de la basura, en algunas oportunidades los vecinos hurgan y venden entre los pobladores más necesitados restos de carne o de productos vencidos que desechan los supermercados.
AUSENCIA DEL MSP
“Lo que más aflige” –indica la misiva- “es el problema de salud y ambiental, las situaciones de alergias, problemas respiratorios y hasta enfermedades terminales. La carta afirma que el Ministerio de Salud Pública no realizó sondeos para conocer el estado del agua que beben ya que el vertedero se encuentra muy cercano a una fuente de agua que desemboca en el arroyo San Antonio Chico y Grande, éstos a su vez desembocan en el río Uruguay, donde a escasos metros está la toma de agua de OSE, que en su planta potabiliza. Para colmo de males este vertedero está enclavado en una zona productiva hortifrutícola cuyos productos se venden a todo el país y en Salto”, indica la misiva.