lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Docente se refirió a la colonización cultural y educativa de UPM, 75 proyectos en que participan 5 mil personas

Por Andrés Torterola
En la charla brindada en Udelar, la Maestra Danae Sarthou se refirió a UPM y la colonización cultural y educativa. En su disertación explicó que esta empresa conforma 16 organizaciones extendidas a 11 de los 19 departamentos del Uruguay y llevó adelante en los últimos tres años, 75 proyectos educativos en el que participaron 5000 personas, que impactaron en 150 comunidades, especialmente pequeñas localidades y colectividades rurales, en todos los niveles de la enseñanza. La formación de maestros y profesores es lo que más le importa a UPM, agregó.
FUNDACIÓN
Existe una fundación que lleva el nombre de la empresa que comenzó antes de la inauguración de la primera planta cuando era Botnia, que tiene como finalidad ocuparse del desarrollo de las comunidades, y a su vez trabaja con otras fundaciones y asociaciones civiles, que por sus características van a serle útiles a los intereses de la empresa y además trabajará con universidades, predominantemente privadas, y la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) que por un convenio con universidades finlandesas se compromete a formar en determinadas disciplinas proporcionando títulos universitarios que la empresa necesita. Sarhtou dijo que no es casualidad que la UTEC no tenga autonomía y co gobierno, eso le garantiza a UPM poder trabajar con el consejo directivo y las universidades de Finlandia. Agregó que no hay ninguno de los cursos que remita a cuestiones de trabajo específicos de la planta, pero sí existe una injerencia muy fuerte en la formación de docentes.
TÉRMINOS IMPROPIOS
Aseguró que existe una tendencia a la privatización, los dineros no se vuelcan al arreglo de infraestructura de los centros educativos, sino que se las otorgan a las organizaciones que instituyen los proyectos y otorgan becas para que los cobren las universidades privadas que dictan los cursos. Los términos utilizados no son propios de la educación sino de la cultura de la empresa, por ejemplo, competencia, liderazgo, gestión, innovación, pero lo que más interesa es la importancia que le asignan a esos cursos las organizaciones involucradas y la empresa UPM, a las habilidades socio-emocionales, la formación de carácter, la psicología positiva que ha tenido un impulso enorme en estas últimas décadas, con una gran financiación por parte de las empresas con el objetivo de plantearse construir una especie de industria de la felicidad.
CRECIENTE DESOCUPACIÓN
En un contexto de creciente desocupación, es sabido que el desarrollo tecnológico genera pérdidas de puestos de trabajo, estas empresas han comenzado a pensar sobre qué tipos de sujetos se deberían formar para que sean funcionales a las necesidades del sistema productivo en general, tendrán que ser adaptados al contexto y para eso los individuos deben hacerse cargo de su destino, y no deben reclamar ni coaccionar el funcionamiento, sino que sean emprendedores.