viernes 1 de marzo, 2024
  • 8 am

Empresas de ciclo completo del norte pierden un 71% de sus ingresos

En la presentación de los resultados de las carpetas verdes el Instituto Plan Agropecuario, realizada el pasado martes 28 de noviembre, el Ing. Agr. Mag. Carlos Molina desglosó los impactos en los resultados correspondientes al ejercicio 2022/2023.
Los datos presentados evidencian una fuerte caída en los ingresos de las empresas ganaderas, revelando consecuencias directas de un monitoreo minucioso.
Empresas de Ciclo Completo en el Norte
Las empresas con ciclo completo en el Norte, Litoral Norte y Centro Norte, con una superficie promedio de 1.644 hectáreas y un índice CONEAT promedio de 80, se mantienen estables en términos de superficie explotada y calidad de tierra. Sin embargo, el 60% de la tierra es de propiedad de las empresas, lo que presenta un elemento crucial en su estructura financiera.
Producción forrajera y animal
El área con mejoramientos forrajeros sufre una disminución del 10%, alcanzando el 7%. La dotación animal experimenta un descenso significativo: 9% en UG/ha vacunas, manteniéndose constante en UG/ha ovina en 0,09. La sequía se manifiesta de manera inmediata, impactando en la tasa de marcación vacuna, la reducción del 4% en vacas entoradas por hectárea y una caída del 13% en la productividad vacuna.
Desvalorización del stock
Los precios obtenidos por la venta de vacunos muestran una disminución del 11%, ubicándose en 1,97 dólares por kilo de peso vivo. Los precios de lanares caen un 20%, siendo la lana más gruesa la más afectada con una disminución del 11%. El valor de las más finas, en cambio, experimenta un aumento del 5%. Esta tendencia impacta en la desvalorización del stock, alcanzando el 30%.
Producto bruto y costos
El Producto Bruto en empresas de ciclo completo cae un 24%, llegando a 190 US$/ha. La producción vacuna y ovina, junto con la variabilidad en los precios de venta de lana, son determinantes. Los costos de producción muestran un crecimiento del 14%, ubicándose en 131 US$/ha, reflejando el impacto negativo de la sequía, los insumos y la relación dólar/inflación.
Ingresos neto
El Ingreso de Capital, calculado como Producto Bruto menos los costos económicos de producción, disminuye un 56%, situándose en 59 US$/ha. El Ingreso Neto, que incluye pagos por arrendamientos e intereses de deuda, sufre la mayor caída, descendiendo un 71% y alcanzando los 29 US$/ha.