miércoles 21 de febrero, 2024
  • 8 am

Carrera de vapores en 1865

Por Cary de los Santos Guibert.
ITINERARIO DEL VAPOR “DOLORCITAS”
En junio de 1865 el vapor “Dolorcitas” continuaba atendiendo la carrera de Gualeguay a Ibicuí, saliendo de las Nueves Vueltas, todos los días jueves a las 9 de la noche, en combinación con el vapor “Esmeralda”, llegando al día siguiente a Gualeguay, de donde regresaba los días martes en combinación con el vapor “Ibicuy”, quien partía desde el Puerto de Rosario hasta Buenos Aires. Días antes, el agente P. L. Ramayo, había anunciado en los diarios, que el vapor “Dolorcitas”: “…Queda siempre en la carrera desde las 9 Vueltas hasta Gualeguay en combinación con los vapores de la compañía…” . En esa época, viajando por el Río Paraná, era muy probable encontrarse con el vaporcito “Feliz Colón”, que servía de vapor correo al Gobierno Argentino (Nacional).
NUEVO BUQUE EN LA CARRERA DEL URUGUAY
El 1 de julio de 1865, el diario montevideano “El Siglo”, anunciaba una muy buena noticia en sus páginas, al informar el establecimiento de un nuevo vapor en la Carrera del Río Uruguay, favoreciendo a los viajeros, que tendrían otra opción más: “…Dentro de breves días emprenderá la navegación entre San Fernando y el Salto, el nuevo vapor “Tala”. Suponemos que se pondrá en combinación con los paquetes entre este puerto y Buenos Aires.” El vapor “Tala” se había construido en “Barracas”, poseía muy buenas comodidades y podía alojar 50 pasajeros en sus camarotes de primera clase. Y en agosto de 1865, comenzaría su carrera desde Buenos Aires hasta Gualeguaychú, saliendo desde el Tigre, los días lunes y viernes. Sobre el itinerario que cumpliría el vapor, el diario “El Siglo” , decía: “…Mucho nos felicitamos que la empresa de este vapor, lo haya puesto directamente hasta ese punto que por su importancia ya lo merecía, y que viene á evitar el trasbordo actual á los otros vapores en Fray Bentos á horas incómodas”.
BOTADURA DEL VAPORCITO “SOLÍS”
Los empresarios del vapor argentino “Uruguay” lo habían retirado de la carrera para arreglarlo y pintarlo en Buenos Aires, y entraría nuevamente en servicio el 1 de agosto de 1865. Saldría de Buenos Aires llegando los domingos al Puerto de Montevideo y saliendo los días lunes para el Salto Oriental.
A finales de agosto de 1865, el Río Uruguay seguía creciendo con rapidez y varias casas próximas a la costa en el Salto Oriental, se encontraban inundadas. Los arroyos Sauzal y Ceibal, estaban convertidos en caudalosos ríos y los buques del cabotaje aprovechaban para fondear allí. El Directorio de la “Nueva Compañía Salteña de Navegación a Vapor”, aprovechando la crecida del río, decidió botar al agua al vapor “Solís”, que se estaba realizando su armado en el Salto Oriental. El día 25 de agosto de 1865, el diario montevideano “El Siglo” anunciaba la noticia, destacando a la “Nueva Compañía Salteña”, por sus logros y aportes en la Carrera del Río Uruguay: “… El 20 fué botado al agua en el Salto, el pequeño vapor Solís perteneciente á la infatigable Compañía á cuyo espíritu progresista se debe en mucho la actividad y las comodidades de la navegación del Uruguay. El Solís, lindísima miniatura de la arquitectura naval, viajará en combinación con su lujoso compañero el Río de la Plata, cuando el río no le permita subir á este mas allá del Corralito. Sea feliz el nuevo mensajero del comercio, que dará honra y provecho á los Salteños, y en particular á los empresarios”.
VAPORCITO “IRON KING”
En setiembre el vapor “Estrella del Norte”, que cubría en sus viajes, los siguientes parajes: Rosario, San Nicolás, La Hermanas, Obligado, San Pedro, Baradero, Zárate y Buenos Aires, había coordinado sus servicios con los vehículos de las “Mensagerías de Correos Nacionales”. Sin embargo en esa época, la empresa del Ferrocarril Central Argentino, propietaria del vapor remolcador “Iron King”, tenía la idea de poner en servicio a dicho vapor, en la Carrera Rosario – Montevideo. Para ofrecer las comodidades necesarias a los pasajeros de cámara y proa, el buque fue objeto de modificaciones y mejoras, como el establecimiento en la cubierta de una hermosa cámara de un extremo al otro, y arreglándose otra exclusivamente para señoras, y dejando un espacio libre, para alojar holgadamente 40 toneladas de carga. Un diario rosarino, refiriéndose al establecimiento del vapor argentino en la carrera y sobre los servicios en la nueva línea, decía:
“…Viene desde luego el Iron King a llenar un vacío sentido hasta hoy, por el comercio principalmente, que tiene importantes relaciones de comercio con aquella plaza, y generalmente facilitará el transporte de mercaderías entre ambos puntos. La importancia de este nuevo medio de comunicación es pues innegable, y el comercio creemos se facilitará de ello. Saldrá de este puerto todos los domingos y regresara los viernes saliendo de Montevideo los martes. Su primer viaje será el domingo próximo 24 de setiembre. Al trasmitir tan importante noticia a nuestro comercio nos hacemos un deber de recomendar el nuevo vapor que será despachado por los señores Thomas Daguid y Ca”.
Continúa en la próxima edición dominical.