lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Padres de niña abusada por su abuelo advierten no descansarán hasta que se haga justicia en el caso

“Nosotros seguimos realizando gestiones en Montevideo, pero como el abuso sucedió en Salto debemos continuar allí”, manifestó Jhonny Ancheta padre de la niña de 12 años que fuera abusada por su abuelo en Termas del Daymán. Entrevistado por CAMBIO dijo que su hija durante el día tiene un comportamiento normal, pero en la noche continúa teniendo pesadillas. Indicó que han concurrido al médico como indica la justicia en estos casos, se llevaron a cabo las pericias y por el momento continúa haciendo tratamiento con psicólogos. Explicó que están esperando que culmine la feria judicial, los primeros días de febrero volverán a Salto y continuarán con las gestiones, “no descansaremos hasta que se haga justicia”, aseguró.
LOS HECHOS
Jhonny Ancheta, trabajador de la construcción oriundo de Montevideo junto a su señora que es salteña y sus dos hijos se hospedaron el día 3 de enero en un hotel de Termas de Daymán e invitaron al suegro, un hombre de 57años vecino del barrio “La Esperanza” y a su pareja a que fueran a pasar el día con ellos. En horas de la noche Ancheta y la señora acompañaron a la pareja del hombre a su casa y a él lo dejaron al cuidado de sus nietos. Mientras los padres estaban ausentes el “abuelo” intentó darle una pastilla en un vaso de refresco a la nieta de 12 años, la intentó manosear amenazándola que no dijera nada, esa noche el abuelo durmió en la sala y la niña en el dormitorio con sus padres. Al otro día con su señora fueron a hacer mandados aprovechando que el “abuelo” se había quedado a dormir con ellos, pero a pocos minutos de haber salido recibieron la llamada de su hija diciéndoles desesperadamente que el abuelo la estaba tocando. Cuando los padres volvían se cruzaron con un móvil policial y le dieron aviso, también se comunicaron con personal del hotel para que los funcionarios de recepción fueran rápidamente a buscar a los niños que estaban en la casa, afortunadamente los pudieron sacar de allí. Ancheta dijo que la Policía llegó en el mismo momento y logró apartarlo. 25 días después del hecho la niña continúa con secuelas y en tratamiento psicológico, sus familiares esperan que luego del levantamiento de la feria judicial, finalmente haga justicia.