miércoles 21 de febrero, 2024
  • 8 am

Consignatarios mantuvieron el precio del novillo, pero ajustaron vacas y vaquillonas

La Asociación de Consignatarios de Ganados (ACG) informó tras su reunión de precios de este lunes que, ante un aumento en la faena basado en ganados de encierro, la oferta se retrajo debido a la nueva propuesta de valores desde la industria frigorífica, generando escasa concreción de negocios, principalmente en el caso de los novillos.
Según la ACG, el incremento en la faena se fundamenta en la ventana de ganados de encierro, con destino a la cuota 481. Joaquín Falcón, presidente de la ACG, comentó que este aumento en la oferta también se traduce en un nivel de presión extra sobre los precios de compra, con cierta flexibilidad por parte de algunas industrias que no están enfocadas en este tipo de negocios.
En la última reunión de precios, los consignatarios optaron por mantener sin cambios la referencia para el novillo gordo en los negocios pactados para la semana del 21 al 27 de enero, estableciendo el promedio en US$ 3,43 por kilogramo de carcasa. Sin embargo, la referencia para la vaca gorda experimentó una reducción de dos centavos, situándose en US$ 3,11 por kilogramo carcasa, mientras que la vaquillona disminuyó un centavo a US$ 3,27 por kilogramo a la carne.
Con relación a las haciendas gordas, Falcón destacó que se ha observado un aumento en la faena de ganados con destino a la cuota 481, lo cual ha influenciado en el nivel de presión de compras por parte de la industria. Además, mencionó que algunas plantas frigoríficas se encuentran con valores propuestos por debajo de las semanas anteriores, generando una brecha de 10 a 15 centavos en los kilos de carcasa, dependiendo de la categoría.
Falcón remarcó que existe mayores dificultades en la concreción de negocios, especialmente en el caso de los novillos, cuya oferta se redujo debido a la propuesta de los nuevos valores, dificultando la concreción de transacciones a los precios propuestos por la industria. Aunque algunos negocios se han convalidado, se observa una variabilidad en los valores, especialmente en categorías como la vaca y la vaquillona.
Reposición
En el ámbito de la reposición, el mercado mostró una notoria firmeza con una demanda que se mantiene estable. Los precios fluctuaron de manera significativa en diversas categorías. El ternero experimentó un aumento de dos centavos, alcanzando los US$ 2,42 por kilogramo en pie. Por su parte, la ternera incrementó su valor en cuatro centavos, ubicándose en US$ 2,17 por kilogramo. En contraste, la vaca de invernada se mantuvo sin cambios, consolidándose en US$ 1,55 por kilogramo en pie.
Joaquín Falcón, indicó en cuanto a la relación entre la oferta y la demanda que «indudablemente en la reunión coincidíamos plenamente, entre los consignatarios, en que hay una oferta un poco menguada. La concreción de negocios se ha visto afectada por una demanda más que importante. La situación forrajera en todo el país ha influido directamente en los valores, poniendo un límite a veces a la concreción de negocios.»
Reconoció que la escasez de concreciones de negocios se ve compensada en ciertos casos: «los ganados que se ofrecen a valores razonables permiten realizar concreciones de negocios, a pesar de la dificultad ocasional. La reposición se muestra demandada en todas las categorías, con valores de promedio que quedaron reflejados en la planilla de precios de manera positiva.»
Ovinos
El mercado ovino mantuvo su firmeza, consolidando aumentos de precios en todas las categorías. Según los últimos datos publicados por ACG, se estableció una referencia de US$ 3,02 por kilogramo a la carne para los corderos, representando un aumento de seis centavos. Asimismo, los capones registraron un valor de US$ 2,41, subiendo tres centavos, mientras que las ovejas se ubicaron en US$ 2,35, con una suba semanal de cinco centavos.
Falcón, dijo que «en el caso de los lanares, observamos un aumento en casi todas las categorías. Esto refleja un mercado firme, con demanda en todas las categorías, aun con una disminución de la oferta en este momento», afirmó.
Además, señaló que algunas industrias han ofrecido un ligero aumento en los valores para asegurar la conformación de sus compras de los ovinos. Sin embargo, a pesar de estos ajustes, las entradas al mercado se mantienen ágiles y las categorías disponibles encuentran su valor y colocación de manera rápida.