lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Pai Jorge de Ogum dijo que aumento de seguidores de la religión umbandista se debe a inclusión y atención social

Por Andrés Torterola
En Salto hay aproximadamente 75 referentes religiosos umbandistas que estarían habilitados y habrían cumplido con las enseñanzas y aprendizajes necesarios para poder abrir sus centros espirituales, CAMBIO entrevistó a Jorge Rodríguez, en su denominación religiosa Pai Jorge de Ogum, quien manifestó que en nuestra ciudad la cantidad de seguidores es muy importante.
“RESPETAMOS AL SER HUMANO TAL CUAL ES”
Expresó que la religión umbanda ofrece un tiempo de atención diferente a las personas, no evangeliza y no promete un más allá mejor, sino que intenta a través del acompañamiento a sus seguidores que vivan mejor en el presente. Si existe un más allá que sea mejor, bienvenido, pero yo creo que el crecimiento de esta religión tiene que ver con la necesidad que las personas sean escuchadas, y se procure a través de la fe, una búsqueda de respuestas inmediatas a los problemas que plantean, eso sería la clave del crecimiento, pero además es una religión muy inclusiva, no somos críticos como otras corrientes religiosas, respetamos al ser humano tal cual es, y eso no es un detalle menor, las personas se sienten cómodas dentro de la religión umbanda.
FUERTE PRESENCIA DE JÓVENES
En Salto hay referentes religiosos de mucha trayectoria que son observadas como ejemplo debido a la cantidad de años que profesan el afro umbandismo, como por ejemplo Mae Beatriz que fue a instancias de ella la creación del monumento junto a otros referentes a nivel nacional. Jorge de Ogum dijo que existe un crecimiento notorio de la franja etaria más joven, es interesante observar por qué se da ese crecimiento, personalmente creo que la umbanda y sus espacios ofrecen opciones diferentes a las demás religiones. Reconocemos que existe una escala de valores sociales y morales que nos hacen estar en connivencia con los demás, respetar y ser tolerantes, creemos que el ser humano llega a esta vida para realizarse como persona, y ese objetivo va más allá de la mirada que puedan tener los demás como sociedad sobre lo que yo elijo hacer y ser. La umbanda crea esa intimidad en los espacios o “terreiros” y es allí que los jóvenes se identifican con esa mirada religiosa donde se hace referencia del crecimiento espiritual a través de la realización personal.
DESPUÉS DE LA MUERTE
Esta religión entiende que después de la muerte, se vuelve a vivir, es un culto espiritista espiritualista, la umbanda como movimiento religioso fue creado el 15 de noviembre de 1908 en el municipio de Niteroi Río de Janeiro, su primer médium fue Zélio Fernandino de Moraes y el primer espíritu evolucionado en estado de trance en este joven se denominó caboclo de las 7 encrucijada. La umbanda nace en Brasil y después se extiende por diferentes países, toma varios santos del catolicismo para sincretizar su propia fe, del Kardesismo la jerarquía de los niveles espirituales. Después de la muerte tomamos forma en una nueva vida. Nosotros creemos en la reencarnación agregó el entrevistado.