miércoles 24 de abril, 2024
  • 8 am

Operadores y empresarios del sector frutihortícola expresaron su malestar con la zona de exclusión

En la jornada de ayer empresarios y operadores del mercado regional de Salto, plantearon su malestar y disconformidad con la zona de exclusión para la comercialización de frutas y hortalizas al por mayor, propuesta por la Intendencia de Salto y que posteriormente aprobada por todos los partidos políticos en la Junta Departamental.
En la convocatoria a los medios de comunicación, se planteo varias deficiencias que tendría la Central Hortícola del Norte (CHN) para el traslado de empresas de mayor porte, así como también la falta de infraestructura para el funcionamiento normal de la operativa comercial en días de condiciones climáticas desfavorables.
Miguel Villarroel, uno de los fundadores del mercado regional y quién ha sido designado para representar a los operadores en una comisión provisoria de la Central Hortícola del Norte que, según explicó, hace meses no convoca para reuniones, más allá que un grupo de sus integrantes se reúnen y toman decisiones. Situación similar a la denunciada por el Ing. Fernando Martínez de la Dirección General de la Granja (Digegra) en Salto.
El representante de los operadores dijo «a nosotros no se nos escuchó» y advirtió que desde la organización de la CHN «nunca digan que los operadores no pusieron todo el esmero, durante un año hicimos reuniones en la casa de Ramón Malvasio con asaditos inclusive, y ellos fueron, son testigos. Además, redactamos el documento junto con ellos y eso nunca se tuvo en cuenta».
Explicó que la propuesta principal de los operadores fue «que nos dejaran durante un año a nosotros los operadores del mercado, que nos instalábamos allá con la condición de tener la protección, de que no vinieran gente, sobre todo de Montevideo, y los demás puntos eran todos negociables» dijo Villarroel y agregó que «si se hubiese escuchado eso, la Central por parte nuestra ya hubiese estado funcionando».
Tanto Villaroel como Dionisio Obiague, remarcaron la ausencia de cámaras de frío necesarias para guardar la mercadería, así como también las comodidades necesarias para la comercialización en días de lluvias. Además, ambos se manifestaron en descuerdo con la imposición de la zona de exclusión de forma «tajante» y que dejará empresas con años de trabajo e inversión, sin poder continuar con sus operaciones.
Dionisio Obiague dijo que luego de 24 años de estar instalado en la zona del estadio Dickinson, con una inversión de cinco cámaras de frío y más de 20 familias trabajando en forma directa, analiza cerrar sus puertas si el gobierno departamental no revé la zona de exclusión.
Respecto a la falta de frío en la Central Hortícola del Norte, Obiague explicó que su fuerte es «la importación de bananas» por lo que la empresa recibe dos o tres camiones por semana, que se maduran en las cámaras de frío y se comercializan en la región.
El empresario, dijo que luego de reuniones con funcionarios municipales ante la ausencia del Intendente de Salto en las mismas, Dr. Andrés Lima, se le ofreció un terreno para que se instale en la zona de la central. Obiague explicó que al aceptar este terreno deberá hacer una inversión de más de un millón de dólares para tener una infraestructura similar a la que posee en la actualidad.
Al mismo tiempo recordó que a la empresa internacional «Frutura» que quedó con la infraestructura de Citrícola Salteña, la Intendencia de Salto le ha brindado «una venia por 30 años para que pueda operar donde está ubicada, porque sabían que estaba dentro de la ciudad y a nosotros que somos genuinos de acá, que somos salteños, se nos impone una zona de exclusión».
Obiague dijo que se reunió con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ing. Agr. Fernando Mattos, quién explicó que no ha habido presiones por parte del ministerio para que se creara la zona de exclusión, que es una decisión de la intendencia y además «le pareció muy mal al ministro, que sea tan tajante, que sea tan arbitrario de corrernos siendo que somos de acá».
Recordemos que, al cierre de año, Salto Hortícola realizó una conferencia de prensa ante dichos en la prensa de representante políticos que desconocían el proyecto de la central, según se explicó en ese momento. Si bien se reconoció en ese momento algunas dificultades desde el punto de vista edilicio, se explicó que se realizarían las modificaciones antes del mes de marzo, cuando la central quedará operativa.