miércoles 24 de abril, 2024
  • 8 am

Siempre algún lío hay en los torneos de OFI

Los incidentes entre jugadores, o incluso entre hinchas, se han ido apaciguando en los torneos de fútbol del interior, aunque siguen apareciendo focos difíciles de apagar, sobre todo en juveniles. Esta semana sucedió en el choque entre Treinta y Tres y Cerro Largo de Juveniles Sub 18 en el Estadio Centro Empleados de Comercio de Treinta y Tres.
Fue brutal la batalla campal que se produjo a pocos minutos del final del encuentro y que obligó a la suspensión por parte del árbitro.
El local ganaba 1-0 y se produjo un intercambio de goles de puño entre dos jugadores en la zona de uno de los bancos de suplentes, según se puede ver en uno de los vídeos que circulan en redes sociales, grabados desde la tribuna del estadio.
Enseguida fueron más los que se sumaron a los golpes en vez de a separar y la gresca se extendió por casi todo el campo de juego.
Las dos delegaciones realizaron denuncias por los incidentes, pero hasta ayer no se habían registrado detenciones. El juego fue suspendido a los 78 minutos y hubo ocho expulsiones, por: «Gresca generalizada y partido suspendido por inferioridad numérica de ambos equipos».
YA NOS PASÓ
Ya habían sucedido graves incidentes en el Litoral, cuando hace unas semanas Liga Agraria visitó a Tranqueras en el Silva Bittencourt de la localidad riverense. Los golpes comenzaron en el campo de juego entre los futbolistas juveniles, se trasladaron hacia afuera de la cancha y hubo golpes a dirigentes salteños, amenazas a parciales visitantes que estaban en las gradas y pedreas a los vehículos fuera del escenario.
El partido de mayores estuvo a punto de no jugarse por falta de garantías pero la actuaciónd e la policía permitió que la jornada futbolística pudiera desarrollarse hasta su final. Eso sí, sin detenidos.