miércoles 24 de abril, 2024
  • 8 am

Los “inocentes” avioncitos a chorro te modifican el clima

Carlos Arredondo
Por

Carlos Arredondo

11 opiniones

Por Carlos Arredondo
“En la actualidad más de 50 países llevan a cabo actividades sobre modificación artificial del tiempo, cuyo estado se recoge en los informes periódicos realizados por el Comité de Expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Estas actividades están encaminadas a: Incrementar modestamente la precipitación (10-20 %). Reducir el tamaño del granizo y los daños ocasionados. Dispersar la niebla localmente.
Estelas de condensación: Información interesante sobre cómo se forman, opinión de expertos sobre las chemtrails o estelas químicas, ¿Se pueden hacer estelas que no sean de vapor de agua? ¿Se pueden predecir? ¿Cómo influyen en el clima? Estas y algunas otras cuestiones son tratadas en este artículo”.
El texto con el que elegí comenzar esta entrega fue copiado textual de la página web de la AEMET (Agencia Española de Meteorología), la “autoridad meteorológica” del Estado Español, digamos que es el INUMET español y se trata del cuerpo de la nota que refiere al “Estado de la modificación artificial del tiempo a nivel mundial” y se titula: “Modificación artificial del tiempo”.
La información, aunque escueta, echa un manto de luz sobre una polémica que hace mucho ha ganado las redes sociales: La modificación artificial del clima, manipulación climática, o como se la suele llamar técnicamente, La geoingeniería climática.
Lo cierto es que cuando comenzó a hablarse de la posibilidad de que el ser humano pudiera manipular y cambiar las condiciones climáticas de un lugar, zona, región, país o continente no fueron pocos los técnicos vinculados de alguna manera a áreas académicas como la aeronáutica e incluso a la meteorología, que negaron rotundamente que tal cosa pudiera realizarse y señalaban a esa posibilidad como una simple y desechable teoría de la conspiración. La publicación de la AEMET no solo blanqueó la realidad y todos quienes negaban rotundamente tal posibilidad debieron rendirse ante la afirmación, con el agravante de que el Estado español asegura que “más de 50 países llevan a cabo actividades sobre modificación artificial del tiempo (…) a nivel mundial”.
Ya no hay dudas, la confesión española es suficiente para entender que existen tecnologías para llevar adelante actividades, la mayoría de ellas a nuestras espaldas, que otorgan al hombre el poder que antes solo tenía la naturaleza y que son más de 50 los países que lo hacen,
Pero, ¿Por qué a nuestras espaldas? Vaya uno a saber, pero en lo personal me permito pensar que nada bueno hay detrás de eso, máxime cuando, según dijo a nuestro programa de Radio Salto, la activista argentina Lic. Cecilia Sustersic, promotora y principal activista del movimiento Cielos limpios: “Se conoce que hay patentes con técnicas para modificar el clima desde 1890”.
En nuestro país hay artículos de prensa que confirman que en el año 1951, se llevó a cabo una prueba, con una técnica creada por un científico uruguayo, provocando lluvia en un radio comprendido entre la boca de Pando, Atlántida y el Camino Maldonado, según consignó diario El País en aquella época.
Quince años después, en 1966 la revista escolar “El Grillo”, editada por el Consejo Nacional de Enseñanza y Normal, decía en su número 57 -y último-: “También se hicieron ensayos de lluvia artificial en la cuenca del río Negro, con yoduro de plata. En otros países, como Estados Unidos, España y Bélgica, se provoca artificialmente la lluvia, bombardeando las nubes cumulares con cohetes que esparcen yoduro de plata, aire líquido o hielo seco (nieve carbónica), lanzando paquetes con estos materiales sobre las nubes, desde un avión o regando las nubes con agua. Así se provoca un enfriamiento rápido de las gotas de agua de las nubes, su cristalización en torno a los cristales de yoduro de plata y la ruptura de la estabilidad en que se mantenía la nube, con lo cual sus gotas se precipitan y llueve”.
Si, de la misma manera que te lo preguntás vos, me lo pregunto yo: ¿Cómo es posible que si desde mediados del siglo pasado se conocen las técnicas de la geoingeniería que provocan lluvias, actualmente más de 50 países aplican estas técnicas, debimos padecer tres años de sequía, con todo lo que implicó en la producción ganadera, agrícola y fundamentalmente la vida de las algunas personas?
Pero, ¿y si también pueden generar sequías…?
Link a la nota de AEMET: https://www.aemet.es/es/conocermas/modificacion_artificial_tiempo# enlaces_asociados