domingo 14 de abril, 2024
  • 8 am

Al salteño en general

Pablo Vela
Por

Pablo Vela

60 opiniones

Dr. Pablo D. Vela Gadea
Nada mejor que ser claros antes de que las cosas sucedan para evitar decepciones o situaciones imprevistas.
Junio de este año nos regala las elecciones internas, las primeras de un ciclo electivo más largo de lo que nos parece necesario pero es el que tenemos y hay que disfrutarlo.
Junio será entonces cuando todos los Partidos Políticos tendrán la posibilidad de elegir sus presidenciables, de aquellos que se pongan en consideración por la ciudadanía, saldrá el más votado que asumirá el compromiso de encabezar cada colectividad política.
Pero en el caso particular de nuestro departamento, en Salto, las internas también dejarán en claro quién será nuestro representante como Partido Colorado dentro de la coalición. Quien será el candidato colorado que el Partido aporte en el final de este ciclo electoral, en las elecciones departamentales de mayo de 2025.
No hay dos lecturas por más que quieran “entreverar la piola”, hoy son dos los sectores que pretenden ser quienes propongan ese nombre; por un lado quien en los últimos años monopolizó el actuar debido a la falta de otro sector, al menos, que proponga otras cosas aunque también desoyendo muchas veces lo que indica la carta orgánica, abusando de esa falta de contralor que implica justamente la existencia de “otro” sector.
Por otro lado están otras las listas, los que entendemos que no debería ocurrir eso, por diferentes motivos: malas experiencias de gobierno, falta de criterio al momento de tomar decisiones en cuanto recursos humanos y económicos, abuso del clientelismo político que rechazamos desde siempre (que antes también rechazaban nuestros ocasionales rivales electorales), poca labor legislativa a nivel departamental y poca labor legislativa a nivel nacional, incumplimiento de promesas de campañas (en plural) que posibilitó la fuga de votantes, en fin, el propio rechazo que el salteño nos manifiesta en cada visita que venimos realizando.
El voto a la 9007 además de ser respaldo a las propuestas que venimos dando a conocer y de las que seguirán viniendo, tiene claras consecuencias: respaldo al trabajo del diputado Gustavo Zubía y la señal clara e inequívoca de que el respaldo a nivel local es hacia Marcelo Malaquina.
Respaldo al diputado Zubía por su labor legislativa, aportando sus experiencias durante casi 40 años como fiscal, proponiendo soluciones sobre todo en lo que hace a seguridad pero también haciéndose eco de otros reclamos: FONASA, Ley de Género, etc.
Señal clara e inequívoca de respaldo a nivel departamental de Marcelo Malaquina porque es la persona que nos demostró estar preparado y dispuesto a cambiar la realidad del departamento; dispuesto a escuchar, a trabajar en equipo pero sobre todas las cosas, así como también la 9007, dispuesto a pensar en Salto antes que en soluciones para particulares, sacar a Salto del atraso respecto a otros departamentos en infraestructura, inversiones, etc.
Quien escribe esta columna intentará ser como diputado, si así lo disponen los salteños, los colorados, un enlace más en ese avance departamental además de generar propuestas o ser parte de soluciones generales a nivel país.
Que no te confundan, dentro del Partido Colorado, quienes apoyamos a Marcelo Malaquina lo decimos públicamente, si te van a buscar pero te endulzan el oído, te marean, no concretan, es porque ese voto le estaría llegando a quien ya nos defraudó.