jueves 18 de abril, 2024
  • 8 am

Sostienen que en Salto 25 de cada 1.000 hogares tienen inseguridad alimentaria grave con impacto en los niños

Por Andrés Torterola
La Diputada del Frente Amplio Cristina Lustemberg en dialogo con CAMBIO se refirió a la prevalencia de inseguridad alimentaria en hogares de Uruguay ocurrida en el año 2023. El documento de referencia indica que la inseguridad alimentaria puede experimentarse en distintos grados de severidad, los cuales se asocian a distintos niveles de dificultad de acceso a los alimentos. El primer grado, caracterizado como leve, representa preocupación por no poder acceder a suficientes alimentos o dificultades de acceso a alimentos que se consideran nutritivos.
INSEGURIDAD
Cuando se experimenta inseguridad alimentaria moderada comienza a comprometerse la cantidad de alimentos consumidos y en la inseguridad alimentaria grave las personas se saltean comidas o pasan todo un día sin comer. La prevalencia de inseguridad alimentaria grave en los hogares se estimó en 2,5%. Este resultado indica que 25 de cada 1000 hogares se habían quedado sin alimentos por falta de dinero u otros recursos y que alguna persona del hogar no había comido en todo el día. La estimación de inseguridad alimentaria grave en personas correspondió a 2,8%. Es decir, cada 1000 personas, 28 vivían en hogares con inseguridad alimentaria grave.
SE MANTIENE EL PROBLEMA
La mayor prevalencia de inseguridad alimentaria se produce en la región noreste, en los departamentos de Artigas, Tacuarembó, Rivera, Cerro Largo y Treinta y Tres y en la región compuesta por los departamentos de Montevideo y Canelones. Por el contrario, los niveles más bajos correspondieron a los departamentos del centro y sureste del país. En los departamentos de Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano, Colonia, San José, los hogares con inseguridad alimentaria moderada o grave son de un 13,2%, mientras que los hogares de estos mismos departamentos con inseguridad alimentaria grave son de un 2,5 %. La inseguridad alimentaria se mantiene como un problema prevalente en el país. Al igual que el año 2022, las mayores prevalencias de inseguridad alimentaria se observaron en hogares integrados por niños y niñas menores de 6 años, por niños y adolescentes menores de 18 años de la región que incluye los departamentos de Artigas, Tacuarembó, Rivera, Cerro Largo y Treinta y Tres, así como Montevideo y Canelones.
SIN CAMBIOS SIGNIFICATIVOS
Al momento de comparar los resultados con los obtenidos en 2022, se observa que los cambios no son estadísticamente significativos. El relevamiento de los datos de inseguridad alimentaria fue llevado a cabo durante el mes de junio de 2023. El tamaño de muestra efectivo se situó en 7585 hogares.