domingo 21 de abril, 2024
  • 8 am

Pablo Goncálvez volvió a Uruguay: una mujer denunció haber sido abordada por él

Pablo Goncálvez, el primer asesino serial del país, volvió a Uruguay y fue denunciado ante la Seccional nº 14 por una mujer que dijo que él la abordó y le preguntó si lo conocía, según informó el periodista Eduardo Preve y confirmó Montevideo Portal con fuentes del Ministerio del Interior. Las fuentes citadas señalaron que Goncálvez regresó al país desde Paraguay en noviembre de 2023, y que la denuncia radicada en la comisaría de Carrasco ocurrió “en las últimas semanas”. Además, indicaron que la mujer denunció que fue abordada en su casa, y que le preguntó si conocía el caso Goncálvez y que se identificó ante ella. Preve publicó presuntas fotografías del hombre, señalando que conduciría una Jeep Compass del año 2010 y que ingresó desde Paraguay por el paso de frontera de Salto Grande. El periodista informó que la mujer declaró tres veces ante la Seccional 14 y que reportó que Goncálvez le dijo que “no había actuado solo” en los asesinatos de 1992, por los que estuvo en la cárcel durante 22 años. Además, señaló que a la mujer se le mostraron fotografías de Goncálvez y que confirmó ante las autoridades que se trata del mismo hombre, pero que ahora tiene “canas”.
CASOS DE LOS AÑOS 90 Y OTROS
Goncálvez tenía 22 años cuando fue detenido el 20 de febrero de 1993 en el Chuy, al regresar de Brasil. Hijo del diplomático Hamlet Goncálvez, fallecido en 1992, el criminal había sido investigado en 1991 por una denuncia de violación que finalmente no se comprobó. Si bien el crimen por el que cayó primero fue el de María Victoria Williams, su tercera víctima, el primero de los homicidios fue el de Ana Luisa Miller Sichero, una joven de 26 años a la que mató en la madrugada del 1º de enero de 1992. Ella tenía 26 años y fue hallada en la playa de Solymar. El segundo homicidio fue el de Andrea Castro, una adolescente de 15 años a la que mató por asfixia el 20 de setiembre de 1992 a la salida del boliche England, en Montevideo. Goncálvez llevó su cuerpo a la Playa Mansa de Punta del Este. Además, dejó su corbata anudada en el cuello de la víctima, que luego serviría de prueba cuando Fiscalía encontró un juego de piezas idénticas en la casa del delincuente. Williams, de 22 años, murió el 8 de febrero de 1993 asfixiada por el asesino en su casa, quien la estranguló y le puso una bolsa de naylon en la cabeza. Aunque tras ser detenido y llevado ante la Justicia se declaró inocente, fue condenado a 30 años de prisión por los crímenes de Williams y Castro. Siete años después recibió sentencia por el asesinato de Miller. Fue liberado en junio de 2016, dado que la Justicia lo redimió de siete años de su pena por estudiar y trabajar durante su tiempo en prisión. En 2017 fue capturado en Paraguay por portar un arma calibre 9 milímetros, además de cartuchos y 9.1 gramos de cocaína. Lo encarcelaron y quedó en libertad en 2019.