viernes 19 de abril, 2024
  • 8 am

Residentes Palomar y Villa España temen por el dengue ante la situación del Sauzal

Por Andrés Torterola.
Edgar Viettro expresó a CAMBIO que entiende como justos los reclamos de los residentes en barrios Palomar y Villa España respecto a la situación del arroyo Sauzal. Destaca la preocupación legítima por la salud y la seguridad de la comunidad. Viettro señaló la importancia que las autoridades competentes atiendan estas preocupaciones para evitar inundaciones, focos de enfermedades y otros problemas asociados. Además, mencionó que la limpieza del riacho ha sido insatisfactoria en los últimos años, recordando que la última vez que se hizo de manera efectiva fue durante la gestión del Escribano Malaquina como intendente. Desde entonces la situación no ha cambiado significativamente, en otras oportunidades los funcionaros municipales realizaron podas, en una medida insuficiente para solucionar el problema de fondo, agregó.
PREOCUPACIÓN POR DENGUE
Recordó que desde el gobierno nacional y departamental se le pide a la población que tome medidas contra el mosquito del dengue, en un lugar como este, es preocupante debido a la falta de medidas para combatir la proliferación de mosquitos, especialmente por la maleza que ha crecido en áreas antes visibles. “Esta situación representa un riesgo para la salud de los vecinos y requiere atención urgente. La costa del riacho se encuentra totalmente tomada por la vegetación. Los vecinos hemos buscado soluciones comunicándose con las oficinas de la Intendencia, se habló con funcionarios del corralón municipal, parque y jardines, pero ninguno se hace cargo”.
A PALOMAR NADA
Viettro recordó que el intendente responsable de instalar la piscina y de ayudar al club de fútbol del barrio era del Partido Colorado, y como existe tirantez, Andrés Lima dejó de lado las necesidades del barrio. En otra oportunidad la comisión vecinal solicitó a la intendencia la colocación de juegos saludables le negaron por ser para el barrio Palomar. Nos identifican con un partido opositor al de Lima y no concurren a solucionar las dificultades que existen en el barrio, nos perjudican siendo que los vecinos pagan la contribución inmobiliaria, el alumbrado público y otros impuestos.