martes 16 de abril, 2024
  • 8 am

Martina Texeira culminó con éxito su tratamiento de quimioterapias tras 2 años de lucha contra el cáncer

Martina Nahiara Texeira Fagúndez, tiene 3 años, vive en Villa Constitución junto a sus padres y su hermana. En diciembre del año 2021 le diagnosticaron Leucemia Aguda Linfoblastica. Desde ese momento sus padres han viajado en reiteradas ocasiones a la capital donde le realizan el tratamiento. En Salto se han realizado campañas solidarias para ayudar a la pequeña y su familia a solventar gastos. Ana Laura Fagúndez, mamá de Martina en comunicación con CAMBIO informó el avance del tratamiento y la recuperación que ha tenido la niña.
TRATAMIENTO
“Martina evolucionó favorablemente a su tratamiento, después de dos años nos dijeron que ya no necesita quimioterapias. Aunque el proceso ha sido difícil tanto para ella como para nosotros hoy es un alivio saber que ella pudo vencer la enfermedad”. Aunque padece de infecciones urinarias y dermatitis las cuales están controladas por su pediatra de cabecera Dr. Uberti, deberá seguir viajando a la capital del país y realizarse controles mensuales. “Cuando comenzamos a transitar la enfermedad de Marti, todo fue muy difícil. Debimos adaptarnos a los viajes, las internaciones, dejar su hermana pequeña en Constitución al cuidado de mi esposo o sus abuelos, pero todo el sacrificio que hicimos como familia nos dio recompensa”, expresó.
CAMPAÑAS SOLIDARIAS
A lo largo de este tiempo la familia ha recibido ayuda de la Intendencia, Sunca y personas que han realizado bonos colaboración y campañas solidarias para ayudar a Ana y su esposo a solventar los gastos del tratamiento y estadías en Montevideo. Su mamá explicó en varias ocasiones que Martina no podía estar en ambientes húmedos, necesitaba su propia habitación y muchos cuidados especiales. Con los gastos del tratamiento y los viajes se les hacía imposible refaccionar la casa donde habitan, por eso la ayuda recibida fue fundamental para ellos. “Hoy podemos decir que gracias al equipo médico, Fundación Dr. Pérez Scremini la cual vamos a estar agradecidos de por vida por el apoyo que nos ha brindado a lo largo de este tiempo Martina salió adelante, es una guerrera de la vida, concluyó”.