jueves 18 de abril, 2024
  • 8 am

Despenalización del aborto en el Uruguay: más de 100.000 bebés no han podido nacer

Por Andrés Torterola
Todos los 25 de marzo se celebra la Solemnidad de la Anunciación a María. Este año para no coincidir con la Semana Santa, la Anunciación se celebrará el lunes 8 de abril. Este mismo día, el Uruguay conmemora el Día del Niño por Nacer, donde se renueva el compromiso de defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural.
DEFENDER LA VIDA
En comunicación con CAMBIO la integrante del colectivo pro vida Alexandra Bozzo dijo que la idea es rescatar la importancia de promover y defender la vida, el derecho humano sobre los cuales se cimientan todos los demás derechos. El derecho al aborto, no es un derecho humano. El aborto elimina la vida de un niño, deja heridas profundas en la madre durante toda la vida, y afecta la integridad de la familia. Desde la despenalización del aborto en el Uruguay ya son más de 100.000 bebés que no han podido nacer. Dicha Ley ha facilitado enormemente la realización del aborto ya que el 99,9% de las mujeres abortan por propia voluntad por cualquier motivo y solamente el 0,1%, lo hace por anomalías, violación, anomalías fetales y demás. En nuestro país, según datos oficiales, las muertes (naturales y provocadas: incluidos los abortos) superan ampliamente los nacimientos. En el año 2021 se registraron 41.168 muertes, 10.111 abortos y apenas 34.595 nacimientos, en el año 2022: 39.318 muertes y 10.505 abortos y apenas 32.301 nacimientos.
ABORTO QUÍMICO
¿Se está informando correctamente en los centros de salud a la madre que desea abortar acerca del aborto químico? ¿Se informa acerca de cómo actúa la medicación? El aborto químico, se realiza mediante un medicamento que produce que la placenta deje de alimentar al bebé por lo que éste se muere de hambre y otro que genera contracciones de parto que conllevan a la expulsión del bebé muerto en el baño de su hogar.
El aborto químico produce experiencias terribles, agonizantes, la mujer aborta en su propia casa, sola, sin personal de salud. Es importante destacar que se condena al aborto, no a las personas.