viernes 24 de mayo, 2024
  • 8 am

Los perros de armando: Los perros anti-poaching

Armando Guglielmone Instructor canino –
educador etólogo Venta de ovejeros
alemanes de pedigrí Contacto y /o sugerencias : 098 539 682
Poaching es el término usado en inglés para lo que sería caza furtiva, los perros anti-poaching son los que se encargan de rastrear y atrapar a los cazadores furtivos. Estos perros adiestrados para este fin son los que se usan mayormente en África, en las reservas de animales salvajes, donde la cacería ilegal amenaza la fauna protegida. Pese a que no hace relativamente mucho que se empezó a implementar este método de búsqueda y captura prontamente se empezó a expandir dada la eficacia del mismo. Hay dos tipos de perros mayormente usado para esto, los sabuesos, dedicados a seguir el rastro de los cazadores, dejando para los guardaparques la tarea de detención una vez localizados, y los perros de búsqueda y ataque, que no solo los localizan si no que a la orden dada por el guía persiguen al infractor hasta atraparlo para que luego si, sean detenidos. Hace poco se empezó también a usar otro método muy efectivo y disuasorio, las jaurías de perros lanzadas en búsqueda de estos infames personajes. Se sueltan un grupo de perros que al igual que se hace en la cacería del jabalí en nuestro medio, buscan a los cazadores en la sabana africana abarcando mayor terreno, generalmente son seguidos por drones para hacer más fácil su seguimiento y apoyo. Hay que hacer una salvedad en este caso, estos perros se adiestran para seguir el rastro exclusivamente de personas, no prestan atención a los animales que puedan encontrarse a diferencia de las jaurías usadas por acá, que no discriminan entre jabalí y zorrino. Estos perros tienen un gran valor y no solamente funcional, monetariamente son muy costosos ya que su preparación insume mucho tiempo y dedicación, es más, la mayoría se preparan en Europa y luego son llevados hasta las reservas. Hay varias organizaciones dedicadas a preparar estos perros de altísima performance que buscan controlar la depredación de especies en peligro, es casi placentero, al menos para mí, cuando atrapan a estos asesinos. No olvidemos que estos despreciables seres matan un rinoceronte solo para sacar su cuerno, o un elefante por sus colmillos, y al ver cuando el perro los atrapa provoca una pequeña sensación de justicia por el daño que hacen. Una vez más los perros son auxiliares destacadísimos ayudando al hombre, aún con toda la tecnología cada vez más avanzada siguen demostrándonos que el servicio que son capaces de brindarnos es invaluable. Aún así, en la propia África los siguen usando como alimento, y no necesariamente por necesidad, como está demostrado por gente que denuncia esto, o en China, que incluso usan su piel. Ojalá que en algún momento se haga justicia con estos subhumanos, para así demostrar al menos, un poco de agradecimiento a estos seres maravillosos que tanto nos facilitan la vida, aunque no sea evidente para todos.