viernes 24 de mayo, 2024
  • 8 am

Cuando te gobierna un ñoqui

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

173 opiniones

Por Carlos Silva
Desde hace mucho tiempo venimos denunciando la ausencia del Intendente Andrés Lima en el departamento, dirigiendo la Intendencia a control remoto o por terceros. Todos los Salteños hemos visto cómo el sillón departamental se encuentra vacío más días a la semana, de lo que está ocupado. Cada día que pasa vemos cómo Salto ha empeorado y ha caído en un “desgobierno”, por la ausencia de quien fuera elegido por la mayoría de los salteños en 2020.
La mayor responsabilidad que puede asumir cualquier ciudadano que haya nacido en nuestro departamento, y que se sienta orgulloso de ser Salteño, es la de ser Intendente. Cuando los candidatos se presentan a ese cargo, entendemos que su convicción y vocación, debería ser la de poner a Salto primero y por encima de sus intereses personales. Lamentablemente, ésta no ha sido la actitud del Intendente y hoy todos podemos ver su ausencia en la ciudad.
Su alejamiento no le deja ver la desprolijidad en la que estamos viviendo, al menos eso pensamos, sino seria desidia pura si es que lo ve y no hace nada. La falta de gestión o la nula inversión, se nota por todos lados y se refleja en el ánimo de los salteños. Hoy ya no creemos que con su presencia hubieran cambiado las cosas, porque ya lleva nueve años de gobierno y no pudo demostrar algo distinto, pero al menos, lo hubiera intentado. Quizás hubiéramos valorado el esfuerzo, pero ni siquiera hizo el intento.
Lima es alguien que se presentó como candidato y le dijo a todos los salteños, en el año 2015, que iba a arreglar las calles en 100 días y hoy están peores que antes. Tenemos un Intendente que pidió la reelección para mejorar las cosas que supuestamente le faltaban en su primera gestión, pero vemos cómo han pasado los años y Salto, no solamente que no ha avanzado, sino que ha retrocedido.
El Intendente debe ser el ciudadano número uno y es quien tiene la mayor responsabilidad para trabajar por el bien de todos. Es responsable que el lugar donde vive y donde gobierna, se desarrolle trayendo inversiones, brindar esperanza y en el caso de los Salteños, devolverle el orgullo que han perdido en estos años.
Hoy Salto está en manos de suplentes o el secretario General y Lima sigue cobrando un sueldo, no tuvo la dignidad de al menos pedirse licencia como lo han hecho otros, si no fue capaz de eso, menos sería capaz de renunciar, que por ahí es lo mejor que le puede pasar a Salto.
Pero cuando un ñoqui te gobierna, o sea alguien que cobra un sueldo y no va a trabajar, pasan estas cosas. Pasa que nadie se hace cargo, porque las responsabilidades de los demás ciudadanos que puedan estar al frente del gobierno departamental, son otras. Por eso es que a más de un año de que usted tenga que dejar el cargo, porque seguro lo va a dejar, es que le pedimos que deje de ser un ñoqui y empiece a trabajar, que para eso le pagan el sueldo todos los Salteños.